Francisca Linconao A1

Agrupaciones de derechos humanos y comuneros mapuches protestaron y exigieron esta noche en varias ciudades del país la liberación de la machi Francisca Linconao, que cumple 12 días en huelga de hambre por la decisión judicial de mantenerla en prisión preventiva.

Francisca Linconao, de 60 años, está procesada desde hace nueve meses junto a otros diez comuneros en el juicio por el homicidio del matrimonio Luchsinger McKay, quienes murieron calcinados en su vivienda, incendiada por encapuchados a comienzos del año 2013.

Las manifestaciones se sucedieron esta noche en Santiago, Osorno, Concepción, Valparaíso y en varias otras localidades chilenas, las que fueron reprimidas duramente por las fuerzas especiales de Carabineros.

La machi, que padece varios problemas de salud, comenzó la huelga de hambre el pasado 23 de diciembre, después que la Corte de Apelaciones de la ciudad de Temuco revocara por cuarta vez una resolución del tribunal de garantía de cambiarle la prisión preventiva por arresto domiciliario.

Según la Fiscalía, los autores del incendio en que murieron los agricultores se reunieron en la casa de Linconano para planificar el atentado.

De acuerdo a lo expresado por el diputado Gabriel Boric, el requisito de la unanimidad de los jueces para otorgar una excarcelación se utiliza sólo con los presos mapuches, lo que es el resultado “de una política sistemática y racista de represión y criminalización del movimiento mapuche”, según sostuvo en una declaración.

El Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH) llamó a las autoridades a avanzar “en el reconocimiento jurídico y en políticas públicas tendentes a hacer efectivos los derechos del pueblo mapuche y de todos los habitantes de las regiones involucradas”.