niunamenos“¿Qué mensaje envía a la sociedad un concurso de belleza? ¿Qué dice que el organizador de ese concurso sea el Estado? Además, preocupa imaginar cuánto influye en el crecimiento de la violencia el hecho de que el Estado desfinancie las políticas públicas que deberían realizar aportes para prevenir y proteger de la violencia machista y en su lugar impulse estos concursos”, expresó en un comunicado el Colectivo Feminista Ni Una Menos de Mar del Plata, bajo el contexto de la celebración del Reinado Nacional del Mar, según registra El País.

El concurso que se organiza desde 1910, pedía a las postulantes estar solteras, tener entre 18 y 25 años, no tener hijos, y mucho menos estar embarazada. El pequeño cambio este año, luego de la presión ejercida por colectivos locales, es el fin del desfile en traje de baño. Las misses ya no caminarán en bikini a través de la pasarela.

Natalia Comuzzi, la actual reina Del Mar, se manifestó contra el movimiento anti reinados diciendo que la erradicación del concurso no garantizaría que la violencia de género termine. La miss -que representa la ciudad donde se asesinó a Lucía Pérez- cree que la tarea social está en educar a los hijos y darles ejemplo, pero que el “Ni Una Menos” está coartando las libertades.

Varios localidades argentinas prohibieron los reinados y otras están pensando en hacerlo en sus próximas ediciones.