YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Cristian-Leay
“Lo que entiendo es que la UDI, como regalaba cosas a los candidatos, parece que las mandaban a hacer ahí. Quien se encargaba de eso pudo haber sido Jorge Manzano o la dirigencia del partido. A uno le decían cuántos dípticos o calendarios le iban a pasar y tú sólo recibías el paquete. No recuerdo qué me habrán dado, pero me imagino que debieron ser afiches. Tampoco que se haya hablado sobre esto. Uno no pregunta de dónde vienen. Quizá mucha gente sabía que era de Luksic, pero yo no supe hasta tiempo después. Ahora que leí el reportaje conozco mejor a la imprenta Trineo, pero que yo me haya relacionado con alguien de ahí naca la pirinaca. Ni sé dónde queda”.Cristian Leay, candidato por Independencia y Recoleta: $18.027.000 en afiches y calendarios solicitados a nombre suyo y de Jorge Manzano.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-juan-pablo-letelier

“Me suena Trineo, pero no la recuerdo muy bien. En mis campañas hay otras personas que están a cargo de hacer esas cosas. Ellos ven en qué imprenta solicitan los materiales. No tendría problema en reconocer que fueron de Trineo, no tengo ninguna animosidad con Luksic. Ni sabía que era de él o que estuvo en ese rubro. Lo que recuerdo es que había una mujer llamada Ximena Poblete que, en ese entonces, me hacía producción, pero ella administraba varias campañas, pero no sé si era ahí. Si es que ella trabajaba allá, seguramente fueron de ahí. A veces me conseguía recursos afuera, otras veces de acá. Uno muchas veces ni sabe de dónde vienen”.
Juan Pablo Letelier, candidato por el distrito 33: $11.334.000 en afiches, volantes, posteras y calendarios de bolsillo.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Tomás_Jocelyn_Holt
“Sí, conozco Trineo, pero no tengo la impresión de que haya financiado a políticos en sus campañas. Trineo hizo propaganda política a candidatos, pero eso no quiere decir que los haya financiado. Si me preguntan que si Trineo me imprimió propaganda, sí, efectivamente me imprimió propaganda. Si yo conozco Trineo, sí, la conozco. Me imprimió material para la campaña del 93, también pudo haber sido en la del 2001. ¿Cómo no iba a saber de dónde venía mi propaganda? No soy así ni con mi propaganda, ni con mis firmas. Sé cómo se producen, quién las produce y cómo llegan”.
Tomas Jocelyn Holt, candidato por La Reina y Peñalolén: $6.618.000 en trípticos.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Carlos_Recondo_Lavanderos
“No conozco Trineo. No me suena. A nosotros, en las campañas, el partido nos entregaba el material impreso. Nos daban una cantidad de cosas ya listas. Lo único que sabía era que me iban a llegar cinco mil afiches o calendarios, pero no de dónde. Sobre todo a los que éramos de regiones, que no teníamos ese vínculo con quien proveía el producto. Nos decían la cantidad de afiches con las características y chao. El partido te asignaba una cantidad de material que te llegaba nomás. Todo venía despachado desde la UDI y ya.
Carlos Recondo, candidato por el distrito 56: 95 mil dípticos y afiches gestionados por Jorge Manzano y el partido.


“No sé si es esta misma imprenta, pero tengo entendido que antes de la ley de 2003, estos gallos tenían una imprenta donde se hacía mucha propaganda electoral, donaciones que en ese tiempo no tenían regla. No te podría negar, ni afirmar por qué esos dípticos aparecen a mi nombre. Yo nunca fui a esa imprenta, pero no estoy en condiciones de negar haber recibido. Sería atrevido de mi parte decir que no. En ese tiempo no había marco de donaciones, la ley que vino después, que puede que no les haya gustado a algunos, fue la primera que normó este tema”.

Jorge Burgos, candidato a diputado por Ñuñoa y Providencia: $940.000 por 30 mil dípticos encargados por Fernando Silva, militante de la DC.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Enrique_Krauss_Rusque
“¿Una imprenta, que se llamaba Trineo, que era de la familia Luksic? No tengo la menor idea. En el 2001 fui candidato a senador, pero yo no manejaba la campaña. A mí me mandaban propaganda. Yo fui jefe de campaña de don Radomiro Tomic, colaboré en la del NO, y en la de don Patricio, y eso era usual. Yo atisbé eso en la primera campaña, que fue por allá por 1956. En ese tiempo la gente daba letras de cambio, pero en mi caso no le puedo responder nada, porque los candidatos no manejan las campañas, sino que gastan plata. ¿Le parece relevante que mi nombre esté en ese archivo? Que uno esté en una lista, en un documento apócrifo… ¿está mi firma? Por lo que a mí respecta, esta historia es un mito, porque no tengo absolutamente nada que testimoniar, y yo acostumbro a decir la verdad”.
Enrique Krauss, candidato a senador por Tarapacá: $3.070.000 en afiches, posteras y dípticos


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Guido-Girardi“No la recuerdo. No creo que la haya usado. Nunca he impreso allá. Lo que pasa es que yo tenía mi propia imprentita, por eso me parece raro. Cada uno tiene su propia manera de hacer las cosas. Por lo menos, mis campañas del 94, 97 y 2001 me las hice con mis propios recursos. Aún tengo un gigante prehistórico, que es una máquina en que me hice gran parte de mi campaña. Lo que hubo, con el tiempo, fue un proceso de regulación de todos los procesos de financiamiento de las campañas políticas. Antes estaban excesivamente desregularizados. Ahora todo ese mundo quedó atrás, porque ha habido regulaciones que han hecho todo más trasparente”.
Guido Girardi, candidato por Cerro Navia, Lo Prado y Quinta Normal: 20 mil calendarios solicitados a su nombre por Gustavo Silva, extesorero del PPD.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Juan-Antonio-Coloma“No tengo ningún recuerdo, han pasado 15 años. No recuerdo haber ido, pero no te lo puedo negar, es que yo iba a muchas imprentas. Pregúntale a Jorge Manzano, porque no tengo recuerdos de esta campaña particular. Si me acordara lo reconocería, pero no me acuerdo. En ese momento no era nada”.
Juan Antonio Coloma, candidato a senador por el Maule Norte: $16.654.000 en volantes, calendarios de pared y trípticos, en los que aparecía con Joaquín Lavín.


YO TAMBIÉN IMPRIMÍ EN TRINEO-Jorge-Manzano“No me acuerdo de esa imprenta. No tengo antecedentes de eso, pero puede haber sido. Para qué voy a mentir, he trabajado con muchas imprentas, pero yo creo que están mal informados”.
Jorge “Amnesia” Manzano, encargado electoral de la UDI en ese entonces que gestionó 126 millones para los candidatos de su partido.