Bailarinas Taiwán

Cincuenta bailarinas del caño arriba de los techos de coloridos jeeps paralizaron el tráfico en una ciudad de Taiwán en medio de la procesión funeraria de un ex gobernador local.

La bizarra ceremonia habría sido organizada la semana pasada para el político Tung Hsiang, a quien en su camino a la tumba le dedicaron calentones bailes.

Todo habría sido idea del hijo de Hsiang como un homenaje a la excitante vida de su padre, cariñito que duró cerca de dos horas y que los habitantes de la ciudad agradecieron.