Natalia Duco A1

La destacada atleta nacional, Natalia Ducó, participó de un relajado cuestionario donde le preguntaron desde su peor caña hasta si hay homosexualidad entre los deportistas chilenos.

La lanzadora contó a La Tercera que su peor caña, la tuvo la primera vez que tomó: “Cuando chica, la primera vez que se me pasaron las copas. Dolor de cabeza, cuerpo cortado. Pero fue la primera y última vez. Es la estupidez más grande del mundo. Eso es autodestrucción”.

Sus veranos los dedica a entrenar. Hace 10 años viaja a Cuba para perfeccionar su técnica y conoce bien la isla. Sobre la muerte de Fidel Castro contó: “Fue impactante. Después de ir tanto a Cuba, pensaba que era inmortal. Saber que se murió fue un shock. La gente de Cuba lo ama; también genera odio. Fue como que se iba un inmortal”.

También reveló que su situación económica es buena: “Lo que gano, lo hago haciendo lo que amo. Y me ha ido bien y rentable”. En cuanto si al atletismo da dinero, comentó: “Sí, por supuesto. Si estás a nivel mundial hay todo un circuito que te pagan, las medallas las pagan. No es como el tenis o el fútbol pero sí. En Europa la diferencia es que los clubes les dan un sueldo a los deportistas”.

La deportista destacó la humildad y méritos de la nadadora Kristel Köbrich. “La encuentro admirable. Ha hecho una carrera fuera de su país, dejó su familia”, pero no quiso contar a quién encontraba más soberbio de todos sus colegas.

Sobre el tema que se ha tomado la agenda los últimos días, aclaró que no se considera feminista y que para ella hombres y mujeres son diferentes.

-“No me gusta ni el machismo ni el feminismo. No critico el movimiento feminista, pero para mí la base es que el hombre y la mujer no son iguales, por una cosa biológica. Somos con el yin y el yang, un complemento. La igualdad total no es verdad”.

En cuanto a sus criticas por la falta de apoyo a los deportistas nacionales, declaró: “Soy una mujer que tiene voz. Por qué tengo que esconder lo que me pasa. En Chile, si dices lo que pasa, te catalogan como peleadora o conflictiva. Alzo la voz para que las futuras generaciones no pasen por lo que nosotros”.

Y agregó que si ella fuera ministra del Deporte, su primera medida sería “profesionalizar el deporte, que en Chile el deportista de alto rendimiento sea un trabajo. Y además, llevar el deporte a todos. Es un país obeso y sedentario”.

Consultada si está de acuerdo está con la siguiente frase: “Isidora Jiménez vende porque es una niña linda”?, respondió: “Chuta. A ver, yo creo que vende porque es una atleta que corre rápido y además es linda. Es un plus. No creo que sólo sea una niña linda, porque si no entraría en el grupo de las modelos. Es una mezcla de atleta y modelo”.

También se refirió a la homosexualidad en el mundo deportivo. Según Ducó, hay bastante, pero los deportistas no se atreven a salir del clóset. “En el deporte hay harta homosexualidad. Lo más probable es que haya, pero Chile no está preparado para aceptar la homosexualidad. En otros países es algo común. En mi caso no tengo problemas porque me encantan los hombres”.

Por último, le mandó un recado a La Moneda porque no fue invitada a la ceremonia de premiación a los mejores deportistas. “Pensé que era un error. Pero cuando llamé y me rectificaron, sentí que no valoraron mis resultados. Clasifiqué a una final, quedé décima. Eso me dice que no tiene ningún valor para el ministerio, el IND. Dicen premiación a las mejores deportistas de Chile y no estábamos los mejores. Entonces cambien el nombre a la ceremonia”.