armas A1

Este martes la PDI desbarató una banda dedicada a la fabricación y distribución de armas artesanales que era liderada por el exagente de la Central Nacional de Informaciones (CNI), Aladino Pereira Olivera.

Según la información entregada por Investigaciones, Pereira Olivera era armero artificiero del grupo, quienes contaban con talleres de fabricación, manipulación y entrega de armas artesanales y convencionales, además de municiones.

La operación llamada “Aladino” tuvo seis meses de investigación por parte de la PDI y la Fiscalía Metropolitana Sur, logrando incautar en el lugar una gran cantidad de armas artesanales y convencionales, como una veintena de pistolas, fusiles y silenciadores, según informó Cooperativa.

En el lugar, además, se encontró una gran cantidad de dosis de cannabis y de clorhidrato de cocaina.

El exagente CNI tiene además antecedentes por abuso sexual en 2011, por tráfico de drogas e infracción a la Ley de Armas y es investigado como el supuesto vendedor de los silenciadores que utilizó el sicario de María del Pilar Pérez “La Quintrala”, José Ruz, en el crimen de su exesposo y su pareja.

Ante esta información, el subsecretario de Interior, Mahmud Aleuy, señaló estar preocupado por que otros exagentes de la dictadura estén ligados a este tipo de casos.

“Desde el 2015 en adelante se ha venido trabajando en la linea de poder detener a estas bandas que operan y proveen de armas a distintos delincuentes”, explicó la autoridad.