gendarmería A1

Una solicitud para que fueran reincorporados seis funcionarios de Gendarmería al régimen de la Dirección de Previsión de Carabineros (Dipreca) fue enviada por el entonces director de Gendarmería, Marco Fuentes.

Según reveló hoy El Mercurio, el oficio 39.820 fue enviado el 15 de noviembre de 2013 y en él, Fuentes pidió a Dipreca “reincorporar a seis funcionarios individualizados al régimen de la Dirección de Previsión de Carabineros”, que cumplirían “con todos los supuestos fijados tanto por la normativa legal y reglamentaria”.

Entre esos funcionarios estaba Myriam Olate Berríos, la exsubdirectora técnica del organismo que se jubiló en 2015 con una pensión cercana a los $5,2 millones.

Antes de ese oficio, el 1 de octubre de 2012, Dipreca había notificado a Gendarmería que tras un dictamen de Contraloría de mayo de 2012 se había desvinculado a 11 funcionarios que no correspondía que impusieran en ese sistema previsional.

En el caso de Olate, Dipreca señaló que la desvinculación se sustentaba porque desde octubre de 2010 no tenía cargo de planta y estaba bajo un régimen de contrata, no cumpliendo los requisitos legales para mantenerse en ese sistema.

Sin embargo, Fuentes citó otro dictamen de Contraloría de octubre de 2013 que indicaba que desafiliarlos de eses sistema “implicaría desconocer todo el tiempo en que esos funcionarios permanecieron de buena fe con justa causa de error como imponentes del referido sistema (…) procede que los recurrentes se mantengan en el régimen”.

El oficio además señala que todos esos funcionarios se desempeñaban en cargos de planta al momento de entrar al sistema, como en el caso de Olate, quien ingresó en 2006 al de subdirectora técnica, con rango de oficial penitenciario.

Este fue el mismo argumento que señaló Olate en una carta a la comisión investigadora del tema de la Cámara: “Mi ingreso a Dipreca se habilitó en el año 2006, cuando por decreto del Ministerio de Justicia fui nombrada subdirectora técnica de Gendarmería”.

Cabe recordar que la Contraloría ha hecho hincapié en que Olate no debería haber estado en ese régimen, tal como lo planteó en el informe final de investigación a Dipreca de diciembre de 2012 y en el informe de seguimiento del 7 de octubre de 2014, cuando señaló que la objeción no había sido corregida.