Plaza de Castro

Un paisaje habitual de las ciudades de la isla grande de Chiloé era ver en plazas, parques y costaneras a mochileros que instalaban carpas ahí para ahorrar la plata del camping.

Las autoridades locales quieren erradicar esta práctica por lo que el gobernador de Chiloé, René Garcés, dijo que se emitió una prohibición para realizar este tipo de acciones.

Según recoge SoyChiloé, el mandamás de la isla dijo que los espacios tienen que ser usados para fines de esparcimiento y no de alojamiento baño o cocina.

La medida será fiscalizada con Carabineros y la PDI ya que según dijo Garcés “hace muchos años hemos visto cómo hay personas que vienen a mochilear creyendo que las plazas son lugares que pueden usarlos como espacios para acampar, cocinar e inclusive ocupar las piletas para bañarse, y nosotros entendemos que éstos son espacios públicos donde la comunidad y turistas también puedan usarlos para pasear tranquilos”