“Voy a ser candidato, pase lo que pase…Eso hemos acordado, estar en la papeleta. Nos vemos en primera vuelta”.

Con estas palabras en entrevista con la revista Qué Pasa, el fundador del PRO Marco Enríquez-Ominami, aseguró que será candidato presidencial a pesar de las investigaciones judiciales que pesan en su contrato por posibles delitos tributarios y aunque en las encuestas esté marcando a la baja.

Sobre la renuncia de militantes del PRO y su bajo porcentaje en la última encuesta CEP, el cineasta manifestó que “no sé si esto ha sido tan distinto al 2016. Lo veo de otra manera: siempre pensé que cuando tuviéramos opciones reales de ganar, iba a pasar esto. Cuando en 2014 estábamos arriba en las encuestas, dije ‘¡Opa! Ahora sí, se van a preocupar’… porque es normal que los que tienen granjerías y privilegios reaccionen. No creo en la teoría de la conspiración, pero sí creo que, por razones distintas, muchos cobraron sus cuentas. Todo esto es difícil, pero no imposible y no me asusta”.

En otros pasajes afirmó que Sebastián Piñera ganará las presidenciales “totalmente, salvo que haya una primaria para todos los cargos, una gran centroizquierda con todos, y a su vez, que seamos capaces de proponer algo a las capas medias. Que Piñera vaya primero en las encuestas, te dice algo. No podemos hablar sólo de justicia social si la economía crece un 1,9%. Hoy, las personas de lo que más me hablan es de que no les alcanza su ingreso a fin de mes. Ya no de la educación gratuita. La izquierda algo tendrá que decir sobre eso. Les decimos que necesitamos progresismo, y la sociedad dice que tienen créditos bancarios, que están endeudados, que los ingresos no alcanzan… esos son los temas. Hay que ser pragmáticos y crudos, y hay que hacerlo juntos, todos”.

Respecto a que en el último tiempo sus apariciones sean para defenderse de cuestionamientos más que de presentar sus propuestas, MEO contestó que “no me gusta, preferiría hablar de programa. Pero también asumo que nunca pensé que fuera distinto.
Me complica menos dar explicaciones sobre una investigación de un posible financiamiento irregular de la política, que además es falsa, que sobre la acusación de coimero que tiene Piñera en Argentina o de vendepatria en Perú. Me complica menos que explicar el enriquecimiento inapropiado de diputados de la Nueva Mayoría o de asesorías parlamentarias que, al parecer, las desviaron”.

El fundador del PRO aprovecha la conversación con la Qué Pasa para hacer una autocrítica que apunta a errores “de formas” por “no responder a tiempo, faltaron cosas que no quise hacer, ser mucho más temerario con la prensa… La autocrítica más sustantiva es que me faltó ser más rebelde e histérico contra las reglas que tanto combatimos de que la política es un hobby, la democracia la financian los impuestos y la política la financian las empresas, que fue el acuerdo Lagos-Longueira. Y me faltó haber dicho que para ser presidente hay que movilizar una cantidad enorme de apoyos que significa cruzar umbrales que no me gustan”.

Agregó que “yo sé que se me acusa de algo totalmente falso, porque nunca me junté con alguien para fraudes tributarios. El fiscal de la televisión ofició a la PDI, que tiene mil cosas que hacer, para que lea mis entrevistas. A mí me parece que con los problemas de narcotráfico y delincuencia que hay en Chile, tengo el lujo asiático de tener a siete fiscales y cinco PDI detrás de mí”.

¿Su opinión sobre Guillier? “Hace unos meses dije que Guillier es un pétalo de rosa en un poco séptico. Voy a evolucionar en mi reflexión sobre la Nueva Mayoría, Lagos y Guillier. Ya entendí la estrategia: quieren copiar a Bachelet y no pronunciarse. No digo nada para caer bien, porque si digo, pierdo votos”, afirmó, al mismo tiempo que apuntó a que “sé que si se repite la fórmula Bachelet de 2013 va a pasar lo que pasó con las reformas. Cuando se reúnen por las encuestas, como fue en el caso de Bachelet, y después hacen el programa… La popularidad, si no va asociada a medidas, no ayuda. Hoy necesitamos medidas concretas. Tú no puedes decir “estudiaremos el tema, lo veremos”.