La Fiscalía Sur estaría de cabeza analizando con un equipo especial de Carabineros los detalles del ataque explosivo en el domicilio de Óscar Landerretche, presidente ejecutivo de Codelco.

La unidad especial está en la búsqueda de rastros de ADN en el artefacto y está comparando los rastros de pólvora con la de otros atentados ocurridos los últimos meses donde podría haber similitudes.

Según informa La Tercera, por esta razón se ordenó una pericia cromatográfica, la que revelaría el origen químico del explosivo: si es de tipo industrial o a una fabricación artesanal, como supuestamente fue realizada según el grupo Individualistas Tendiente a lo Salvaje, quienes se adjudicaron el atentado.

Además, Carabineros sigue revisando los registros de las cámaras de seguridad de la casa de Landerretche y de hogares aledaños.