El arte tiene muchas facetas, tal como lo sabe el fotógrafo Clayton Cubitt, quien se adentró en territorios oscuros y llenos de tabúes.

En un experimento grabó a un grupo de mujeres mientras estas leían literatura erótica, con un detalle muy especial.

Ellas tenían un vibrador dentro de ellas y llegaron al orgasmo en periodo en que trataban de juntar las letras y concentrarse en el texto.

“Las grabaciones se llevaron a cabo bajo el consentimiento de cada una de las participantes y busca evocar un concepto victoriano que hablaba de la “histeria femenina”, además de resaltar la posibilidad del placer femenino sin el uso de la pornografía” manifiesta la descripción del video.

“El experimento pretende explorar la dualidad mente-cuerpo y el contraste entre cultura y sexualidad” añade.