Durante los últimos días comenzó a hacerse viral una comentada teoría que apunta a que la exitosa serie “Malcolm in the Middle es una obra maestra del marxismo.

Según una publicación del sitio Vice News, “la familia de Malcolm está endeudada, siempre estresada y viviendo en una casa que se está cayendo a pedazos. Una imagen típica es la de Hal y Lois (el padre y la madre) sentados en la cocina con una mesa llena de cuentas. Lois apenas tiene tiempo para limpiar la ropa, hacer el almuerzo, hacer el aseo, mientras que además debe lidiar con un trabajo de bajo nivel en un drugstore”.

Añadió que “Hal tiene un típico empleo de cuello blanco en una oficina. Es el tipo de trabajo capitalista improductivo e inútil que parece estar hecho solo para amargar a la gente”.

El escrito señala que detrás de las aventuras del niño genio dentro de una familia disfuncional, se esconden ideas claras como que hay corrupción en las instituciones, que hay explotación en los trabajos asalariados y que la meritocracia es una simple y dolorosa mentira.

El texto consigna que “Malcolm es reconocido por ser un genio con un coeficiente intelectual de 165 (…) En una sitcom conservadora, el don de Malcolm lo llevaría a él y a su familia a un futuro de prosperidad. Pero lo que pasa en vez de eso es crudo y honesto. El don de Malcolm no lo lleva a mejorar su posición social. De hecho, la acentúa. En el final del programa él acepta ir a Harvard pero solo puede pagar la universidad trabajando como conserje de esta”.

La serie muestra todos los problemas económicos de esta particular familia compuesta por cuatro hijos que van a una escuela pública, una madre ultra controladora que hace malabares para llegar a fin de mes, y un padre que está en un trabajo que detesta.