El presidente de Francia, Francois Hollande, visitó hoy la tumba de Salvador Allende en el Cementerio General en compañía de la hija del mandatario derrocado, la senadora Isabel Allende.

El jefe de Estado francés se vio bastante emocionado al momento de colocar una ofrenda floral en el mausoleo que posee la familia Allende Bussi.

Tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973, el presidente Allende (1970-1973), fue sepultado en una tumba sin nombre en el cementerio Santa Inés de Viña del Mar, a unos 120 kilómetros al noroeste de Santiago.

Sólo 17 años después fue trasladado al Cementerio General, el 4 de septiembre de 1990, por orden del presidente Patricio Aylwin, donde actualmente yace en un panteón familiar.

Una hora antes, Hollande había visitado la histórica casa de Guardia Vieja, también en la capital chilena, donde vivió el presidente Allende.

Allí, la senadora Allende se encargó de enseñarle al presidente francés los recovecos de esa antigua e histórica casa, llena de recuerdos y donde Salvador Allende durmió siesta el 4 de septiembre de 1970, tras saber que finalmente, en su cuarto intento, sería presidente.

Hollande, que temprano sostuvo un desayuno con la treintena de empresarios que le acompañan, concluye su visita a Chile con un viaje al desierto de Atacama, en el norte, donde inspeccionará la planta fotovoltáica El Bolero, operada por la empresa pública francesa EDF Energies Nouvelles y la japonesa Marubeni.