Un complicado procedimiento policial tuvieron los efectivos de la Sub Comisaría de Pudahuel Norte, mientras tenían a un detenido al interior de un carro.

En medio de esto un uniformado se enfrentó a vecinos que lo increpaban, mientras una señora le hablaba al detenido para calmarlo.

“Cállate hueón, no seai hueón” le decía mientras el hombre retenido gritaba a los cuatro vientos su choreza y el botín de sus acciones.

Mientras, en la calle se enfrentaban los que se defendían al detenido y quienes lo acusaban de algún tipo de delito.

“Paso camioneta y qué pasa, mírate anday en bicicleta. Uoooooooooh!!!! anday en bicicleta” señala el detenido en medio de un festival de chuchadas y algunas palabras difíciles de traducir.