Durante el mediodía de este martes, la senadora y presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe salió a defenderse con todo luego de que Ciper publicara un reportaje que revelaba unos correos que dejaban sobre la mesa las instrucciones que el ex presidente de la Asociación de Industriales Pesqueros del Bío bío (Asipes), Luis Felipe Moncada, le daba justo en medio de la tramitación por la ley de Pesca en 2014.

En ese sentido, la timonel gremialista aseguró que “yo no me coordiné con nadie, yo sólo recibí una comunicación y la respondí”.

Añadió que “yo soy responsable de lo que hago. Presenté tres indicaciones de las que soy responsable (…) Fueron un aporte al proyecto, por lo mismo fueron incorporadas y no hay irregularidades”.

En otros pasajes, van Rysselberghe sostuvo que efectivamente los mensajes y correos “existen”, pero enfatizó que “nunca he recibido aporte irregular para mis campañas…que me envíen correos no significa que actúe de acuerdo a ellos”.

Vale decir que el reportaje de Ciper Chile reveló que la Asociación de Industriales Pesqueros del Bío Bío instruía a la senadora Jacqueline Van Rysselbeghe sobre cómo votar en la tramitación de la Ley de Pesca en el año 2014.

Según la investigación del Centro de Investigación Periodística, uno de los mails a los que accedió el portal señala que “aparentemente están incorporadas todas las indicaciones que nos importaban. De todas maneras pedí aumento de plazo de indicaciones hasta el 15. ¿Crees necesario presentar además la indicación que me mandaste?”, texto enviado por la senadora al presidente de Asipes, Luis Felipe Moncada.

En esa época la hoy presidenta de la UDI lideraba la comisión de Pesca del Senado, la que estaba tramitando una norma para beneficiar a los pescadores artesanales y a la que los industriales se oponían.

Según Ciper, Moncada se comunicó con la senadora el 13 de junio de 2014 con el objetivo de manifestar “los inconvenientes que se indican abajo”.

Desde ese punto los contactos se mantuvieron y el líder de los empresarios pesqueros iba pauteando a Van Rysselberghe para indicarle sobre cómo debería ser la normativa.

Otro de los puntos relevantes del reportaje de Ciper señala que el ahora ex timonel de los empresarios pesqueros, quien renunció en diciembre pasado al cargo, le habría mandado dinero a la senadora, a través de la Pesquera Camanchaca, para financiar su campaña al Congreso. Algunos de estos aportes serían legales vía Servel y otros se habrían entregado mediante boletas ideológicamente falsas.