Mags Murphy (45) decidió mostrar a través de una serie de fotografías los dolorosos efectos que le ha causado en su vida el tomar sol sin bloqueador solar, todo esto bajo el contexto de una fuerte campaña personal que lanzó para crear conciencia en la gente.

La costumbre de años de Mags le ocasionó en primer lugar quemaduras pequeñas que fueron formando células precancerígenas en su piel.

En las primeras imágenes que compartió, su rostro aparece con puntos rojos pequeños en su piel. Con el transcurso del tiempo, los hechos lamentablemente fueron empeorando.

“Pasé una década bronceándome para ‘verme bien’ y pensando ‘hey, tengo piel oscura, no necesito bloqueador fuerte’. Ahora quiero compartir esto para poder advertirle a la gente sobre el daño que puede causar el sol y la importancia de usar bloqueador”, sostuvo en su cuenta de Facebook.

Añadió que “yo misma escuché todas las advertencias hace años y cerré mis ojos y oídos pensando que no me pasaría nada. Quizás con esto alguien más abrirá los suyos”.

La mujer reconoció en las últimas imágenes que ha subido, que el dolor de sus quemaduras la ha hecho llorar en algunas oportunidades y que también ha tenido problemas para abrir la boca.