El alcalde de Constitución, Carlos Valenzuela, admitió con profundo dolor que lamentablemente los incendios forestales arrasaron con varias comunas, entre ellas la de Santa Olga.

En entrevista con Radio Cooperativa, el edil indicó que el daño dejó al menos 1.000 casas destruidas: “Todo el mundo tuvo que salir y Santa Olga se quemó. Cuesta decirlo, cuesta asimilarlo, cuesta darse cuenta de los que estaba sucediendo, tuvo que salir Carabineros, Bomberos, espero que la gente haya salido toda, no querían salir. Es tremendo todo lo que está pasando”.

Añadió que “tenemos otras localidades como Carrizal que también habría sido consumido por el fuego, Carrizalillo, pequeñas localidades rurales que también habrían sido arrasadas, estamos hablando de un sinnúmero de casas quemadas”.

A renglón seguido sostuvo que “planteé algunas cifras, pero me puedo quedar corto, el fuego ha arrasado con miles y miles de hectáreas”.

El alcalde no escondió que “esto es un drama, consternado, aterrorizado, no lo puedo creer todavía, pasan los minutos y se siguen dando noticias más dramáticas (…) con localidades completamente abandonadas y entregadas a la suerte del fuego, lamentablemente están siendo arrasadas localidades que todos queremos mucho”.