El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy anunció que el Gobierno llegará hasta la Corte de Apelaciones de Rancagua con el fin de pedir que se revierta el fallo que dejó en libertad a los cuatro detenidos acusados de causar un incendio forestar de forma intencional en Chépica, VI Región.
Según consigna La Tercera, pese a que la fiscalía poseía pruebas como encontrar a los sujetos con restos de parafina, guantes y bidones plásticos, el Tribunal de Garantía de Santa Cruz determinó dejarlos libres por considerar que no eran elementos suficientes para dejarlos con la prisión preventiva.

Pues bien, Aleuy sostuvo que “desafortunadamente, en una de las formalizaciones, cuatro detenidos han quedado en libertad, por lo que hemos tomado la decisión de apelar”.

El fiscal Sergio Moya anunció lo mismo, indicando que “prácticamente, el nivel de prueba que nos pide es lo propio de juicio oral. Incluso habló de duda razonable. En ese sentido, entendemos que, prácticamente, para este tipo de delitos lo que se nos exige es tener un testigo presencial que vea a la persona iniciando incendio, que en un sector rural es bien difícil”.

Entre las pruebas, dijo Moya, estaba “la declaración de diversos testigos, que no se conocen entre sí, y que dan un hilo conductor de todo el desplazamiento del vehículo en el cual fueron detenidos los imputados”.

Detalló a su vez que dentro del auto “habían bidones con combustible y velas. Nunca se dio una explicación de esta tenencia”.

La esposa de uno de los acusados, Ana Gaete, manifestó que “siento mucha impotencia, él estaba botando unos escombros de cemento en la orilla del río. Y dos personas dicen que vieron que estaban incendiando el cerro”.

En tanto, una familiar de otros dos detenidos, Jacqueline Salinas, apuntó que “en la camioneta estaban los guantes con los que botaban los escombros. Les dije que si van a botar basura, me trajeran unos bidones para plantar flores. Entonces, mi hermano me los traía”.

Cuando ayer el gobierno anunció la querella por Ley de Seguridad del Estado en contra de estos 4 sujetos, afirmó que se comprendía por “la gravedad de los hechos cometidos en territorio que se encuentra en estado de catástrofe, y por el acelerante encontrado en manos de estos individuos”.

Vale decir que en paralelo ayer se amplió la detención de Óscar Sepúlveda (65), acusado de prender fuego en Llego, Linares. En tanto, en la Octava Región se formalizó a otro sujeto que fue sorprendido prendiendo fuego.