El consejero del Servicio Electoral (Servel), Andrés Tagle, salió a defenderse con todo luego de que los diputados Giorgio Jackson y Gabriel Boric acusaran presiones recibidas por el organismo por parte de los partidos tradicionales para flexibilizar el mecanismo de refichaje de militantes.
Según consigna El Mercurio, Tagle manifestó que “es impresentable que diga que yo fui presionado por algún partido político, mucho menos he sido presionado por el PPD, eso es una ridiculez. Es falso”.

Añadió que “si a los Boric y a los Jackson, cuando esta ley se tramitó se les pasó la vieja, no nos hagan responsables al Servel. Si estaban en la Cámara cazando moscas cuando se discutió la afiliación en partidos y solo se creó este engorroso mecanismo que es absolutamente ineficaz en vez de dejar al Servel atribuciones para hacer clave única en afiliación a un nuevo partido, ese no es un problema del Servel”.

“Estaban paveando cuando se discutió esto”, acusó el miembro del Consejo.

Vale decir que Tagle sostuvo que la ley permite que el refichaje sea vía digital, dándole la pega a lServel de asegurar que el proceso sea fidedigno.

Para las colectividades emergentes, dijo, “se permite firma electrónica; pero es inútil, porque hay que contratar los servicios de un certificador, un trámite absolutamente engorroso”.