Luego de que la PDI allanara las oficinas de OAS en Chile por los eventuales aportes irregulares de la firma brasileña en la presidencial 2013, la fiscal Ximena Chong precisó que la campaña de Michelle Bachelet no está incluida en la carpeta.

“Nosotros esa información no la tenemos incorporada a la carpeta de investigación formalmente, nosotros no nos hacemos cargo de informaciones de prensa, nosotros seguimos trabajando de acuerdo a los antecedentes que hemos recopilado hasta la fecha y sobre el detalle de la diligencia y la orientación de las mismas no podemos señalar más detalles”, indicó.

Además, Chong aprovechó de aclarar que la diligencia en las dependencias de la empresa se produjo a partir de que se cumplió con el compromiso de entregar de manera voluntaria información contable.

“Más que una demora, nosotros no recibimos una respuesta satisfactoria en términos de una entrega voluntaria, como había ocurrido con la primera entrega de información, y en razón de ello y otros antecedentes le expusimos al juez de garantía, quien autorizó la diligencia que se ejecutó”.

El miércoles de la semana pasada, la Presidenta Michelle Bachelet negó haber tenido vínculo alguno con la constructora brasileña.

“Hablé del tema cuando se me consultó en su momento y lo hemos descartado tajantemente”, afirmó.

“Lo he señalado y lo dije un año atrás, en marzo de 2016, que toda fuente del financiamiento de la campaña fue informada a Servel (Servicio Electoral), fue aprobada por Servel y es la fuente de financiamiento que hubo en la campaña”, remarcó asimismo.

La indagatoria respecto de OAS se suscitó luego de que trascendiera que había financiado un jet privado que Marco Enríquez-Ominami usó en la campaña 2013.

Bachelet saltó al ruedo tras una publicación de la revista brasileña Veja.