El taxista Claudio Morales se robó las miradas esta mañana cuando decidió increpar al ministro de Transportes, Andrés Gómez-Lobo, mientras realizaba una actividad oficial por los 10 años del Transantiago. El conductor le enrostró que Uber y Cabify les quitaba la pega y que ellos -el gobierno- no hacían nada. Horas más tarde, del hecho que se transformó en tendencia habló con emol.

“El ministro va a inaugurar un bus que no contamina pero permite que existan más de 60 mil taxis piratas en la calle, ¿y esos no contaminan?”, planteó Morales en diálogo con el medio de El Mercurio.

Dijo que con la respuesta de la autoridad (la gente prefiere Uber), el ministro lo que hacía era avalar la ilegalidad.

“No es una respuesta correcta porque él podría haberme dicho ‘mire, nosotros estamos haciendo lo posible por sacar a Uber de Chile o por regularizarlo’, pero nunca me esperé una respuesta de él de ese tipo, es básica, me respondió de la misma forma que me responde mi nieta que tiene seis años”, acusó.

Morales confesó a emol que tras el incidente que se vio en todo Chile, conversó con Gómez-Lobo en privado. “Me dijo que él estaba atado de manos y qué no podía hacer nada. Pero ministro, si usted es la cabeza de la cartera, ¿cómo no va a poder hacer nada?”

“Hagamos un gobierno serio como la señora Merkel en Alemania, el presidente de Francia en Alemania o Macri en Argentina que los sacó de una, incluso en Francia los multaron. Son gobiernos serios y aquí desgraciadamente no hay uno así”, ladró.

Sobre la respuesta del ministro acerca de un proyecto ingresado en el Congreso para revisar el tema, dijo que “él habla de que hay un proyecto de ley en el congreso pero ¿cuánto se va a demorar en tramitarse? Sí ya hay proyectos que son más importantes que este y que todavía no tienen resultado”.