La primera de la Presidenta Michelle Bachelet, Alicia Galdames Jeria, declaró el pasado 28 de diciembre ante el fiscal del caso SQM, Pablo Gómez.

En dicho testimonio, aseguró que fue el exministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, quien la contacto con el dueño de Asesorías y Negocios SpA (AyN), Giorgio Martelli, para realizar una serie de asesorías de índole periodística.

Según consigna La Tercera, Galdames emitió en 2012 dos boletas por $2.666.666 a dicha firma que facturó cerca de 250 palos a la minera no metálica.

En su declaración, la prima de la Mandataria señaló que en enero de 2012 Peñailillo “me preguntó si acaso me interesaba hacer informes periodísticos para el señor Martelli”.

Añadió que “le pregunté quién era él y me dijo que era una persona que tenía una oficina de carácter comuninacional. Me dijo que Martelli me llamaría, cosa que ocurrió a los pocos días (…) Yo estaba a fines del año 2011 sin trabajo e imagino que él (Peñailillo) lo supo y por eso me contactó”.

Fue en ese momento en que realizó informes que contenían “recopilación de noticias y análisis de la coyuntura política, económica y social del país…Estos trabajos yo se los enviaba a Rodrigo Peñailillo (…) se los enviaba a él, pues fue él quien me recomendó a Martelli”.

Respecto a los respaldos de esos trabajos enviados al ex secretario de Estado, juró que los había borrado y que para consultar a Gmail primero “tendría que consultarlo con un abogado”.

A renglón seguido, enfatizó que “fue el mismo Peñailillo el que me dijo que no era necesario continuar con esas asesorías, pues yo encontraría otro trabajo. Después, en marzo o abril volví a trabajar con la Fundación Dialoga, haciendo la misma función. Por ese trabajo recibía 1,2 honorarios líquidos, que es la misma cifra que recibía por A&N”.

En otros pasajes, relató que “allí me mantuve hasta agosto, me parece, y de ahí me fui a la campaña propiamente tal de la Presidenta Bachelet, uniéndome al comando ubicado en calle Tegualda en el barrio Italia”.

Según La Tercera, Peñailillo admitió que no recuerda haberle dado el contacto tanto de Galdames como de otras personas a Martelli.