El Sindicato de Trabajadores a Honorarios del Ministerio de Educación (SINTHE) acusó que en dicha cartera “durante el mes de diciembre se realizaron inscripciones sin consulta previa de trabajadoras y trabajadores a honorarios para ser censista, supervisor o ayudante en el Censo 2017”.

Según consigna La Tercera, la obligatoriedad en este sentido para ser encuestadores en el Censo 2017 (que exige 538 mil voluntarios y sólo van 362 mil) apunta sólo a los trabajadores de planta y a contrata, excluyendo así a los que están a honorarios.

A través de un comunicado, la agrupación enfatizó que “como SINTHE lamentamos la forma como el Ministerio de Educación ha actuado en esta materia y denunciamos públicamente la falta de claridad con que la autoridad ha abordado el tema”.

Añadió que “aquí hay gente que fue inscrita y que se enteró de eso a través de un correo electrónico de Recursos Humanos, diciéndoles ‘ésta es la nómina de inscritos’ e incluso dándoles la asignación de responsabilidad que tenían, como si van a ser censistas o supervisores”.

El Sindicato manifestó que no ha habido respuestas a las cartas que han enviado directamente a la cabeza del Ministerio de Educación ni al Gabinete de esta cartera.