Aún no cesa la polémica por los dichos de la presidenta del PRI y vocera de Chile Vamos, Alejandra Bravo, quien en entrevista con El Dínamo afirmó, entre otras cosas, “que por qué nosotros los heterosexuales tenemos que ceder y no podemos defender algo que es nuestro. Así como ellos defienden sus espacios y sus derechos, que yo los respeto, por qué nosotros tenemos que ceder en entregarles todo, por qué tendría que convertirse la sociedad en homosexual”. Esta mañana, Bravo fue entrevistada en Radio La Clave por Fernando Paulsen y Beatriz Sánchez, instancia de la que no salió muy bien parada. Acá el diálogo, que parte cuando Paulsen cuestiona el sistema del conglomerado para escoger a sus vocerías.

Paulsen: “¿Qué tan serio encuentra usted, Alejandra, que es que las vocerías se cuoteen por turno? ¿Qué implica eso si no es una suerte de ilusión de equidad, cuando todo el mundo sabe que los partidos grandes dentro de una coalición tienen una representación mucho más allá de quién quiera sea temporalmente el vocero de turno. ¿Por qué es así y no ponen a alguien que haya sido, no sé, capacitado, calificado, aprobado, como una persona que es capaz de representar, y es capaz de proteger a esa coalición cada vez que sale a hacer comunicaciones públicas?”

Bravo: “Fernando, lo que usted está haciendo es descalificarme completamente.

Paulsen: Perdón, estoy descalificando el sistema de rotación de vocerías.

Bravo: No, porque usted está diciendo qué tan posible es que por favor coloquen a una persona capaz en una vocería.

Paulsen: Digo que sea una persona que haya sido escogida por las calidades, y eso vale para todas las coaliciones que hacen turno. La suya, efectivamente, yo tengo la opinión que usted no es particularmente muy idónea en representar una vocería cuando en una entrevista usted habla básicamente de su partido y habla de sus ideas.

Bravo: Dígalo entonces con mayor claridad.

Paulsen: Lo acabo de hacer una editorial completísima, que usted esuchó.

Bravo: Fernando, yo prefiero y ya todos me conocen y yo soy muy honesta en cómo digo las cosas y quizás eso me ha traído muchas complicaciones. Ser honesta. Y lo que recibo de vuelta, por lo tanto, es una tremenda intolerancia respecto de cómo yo planteo. Y tengo derecho a plantear los temas. Y luego, por supuesto, a profundizar en ellos, y eso no significa que usted tenga que decir frente a este medio de comunicación qué tantas posibilidades hay de que coloquen en la vocería a una persona capaz.

Paulsen: No, que sea una persona escogida por la idoneidad y no por los turnos.

Bravo: Le quiero decir entonces que yo soy algo mucho más de lo que usted está pensando. A mí me tocó trabajar un partido, que a diferencia de otros partidos sí logré constituirlo legalmente en todo el país. Y por lo tanto, no he necesitado pertenecer a la elite política que estamos acostumbrados en este país.

Paulsen: Lo que la transforma en una persona muy competente para organizar partidos, pero no necesariamente para ser vocera.

Bravo: Le voy a decir otra cosa. También he sido capaz, por ejemplo, de tomar los temas que de verdad a la gente sí le importan. Como ser la única presidenta de partido, independiente de las coaliciones o de los conglomerados, que ha sido de llevar a cabo y adelante una querella para defender los derechos de los niños vulnerables, por ejemplo, del Sename. Y nadie lo destaca y nadie lo dice. Entonces las capacidades, Fernando, si usted sólo las reduce a cómo uno hace la vocería, lo encuentro de una intolerancia tremenda. Las capacidades de las personas son múltiples y también se definen por estos otros tipos temas que son muy importantes para una sociedad. Ser una persona luchadora respecto de los temas que son de toda justicia social y que están relacionados con los derechos humanos. Aquí nadie habla, en ningún medio de comunicación, de cómo vamos a resolver el tema de los niños que están siendo muertos porque son pobres y vulnerables en el Sename.

Sánchez: Alejandra, eso no es cierto. Nosotros lo hemos hablado acá muchas veces.

Bravo: Sí, pero cuando se trata de hablar de los políticos, Beatriz, sólo se destacan aquellos temas que los enlodan, o que nos los hace, como dice Fernando, con tremendas capacidades.

Sánchez: Sabe qué, si es para que no se confunda con lo que estamos diciendo. Porque si a mí me ponen a hacer ejercicios matemáticos, salgo reprobada inmediatamente, porque no es mi capacidad, yo no estoy para eso. Hay personas que son más buenas para un área y son buenas para otra, y por eso se eligen. En otros países las vocerías funcionan de manera distinta, que era lo que estaba planteando Fernando. Usted repite algo permanentemente que me gustaría que quedara claro en esta conversación. Usted Insiste en que la tergiversan. No, Alejandra, no la tergiversan. Usted dice cosas que son erradas, usted comete errores, cuando confunde homosexualidad con transgénero, eso es muy grave. No es una tergiversación.

Bravo: A mí no me preguntaron.

Sánchez: Perdón, le preguntaron qué es ser homosexual, si la pregunta fue clarísima. Y usted insiste que la tergiversan, no es así.

Bravo: Dentro de las distintas orientaciones sexuales también está el transgénero. Si yo le quiero que explicar a un niño respecto de ese aspecto de esta diversidad de orientaciones sexuales, yo lo puedo hacer. Y puedo no explicarle lo otro. Y eso no es por qué ser intolerante. Obviamente lo que yo expliqué es una cosa distinta a la homosexualidad. Pero si yo quiero explicar dentro, insisto, de las distintas orientaciones sexuales que existen una de ellas y no todas, estoy en mi derecho. Entonces, por qué luego debo ser calificada como una persona que no sabe respecto a las distintas orientaciones sexuales. Está mal eso.

Ver el video a partir del minuto 19:40.