La pequeña Chloe Birdgewater (7) le escribió una carta a Google reconociéndole que cuando grande le gustaría poder trabajar en la poderosa compañía.

Según consigna Daily Mirror, Chloe sostuvo que “mi papá me ha dicho que podría sentarme en cómodos sillones y conducir karts si trabajo en Google. Me gustan los computadores también y tengo un tablet en la que juego. Mi papá me regaló uno en el que tengo que mover un robot hacia arriba y hacia abajo”.

En la misiva, la niña le dice al “jefe de Google” que su papá siempre le recalca que sería muy bueno que aprendiera computación, porque en el colegio le va la raja y que si sigue así, podría perfectamente poder ingresar a Google.

Eso sí admitió que no entendió mucho cuando su padre le advirtió que para postular a Google hay que llenar un formulario: “No se realmente lo que eso significa, pero él dijo que por ahora, una carta estaría bien”.

“Gracias por leer mi carta. Sólo he mandado una antes, y fue a ‘Father Christmas’ (viejito pascuero). Adiós”, cerró la pequeña.

Pues bien, la respuesta por parte de Google no tardó en llegar.

la firma señaló que “me complace que te gusten los computadores y los robots y espero que continúes aprendiendo de tecnología. Creo que si sigues trabajando duro y persiguiendo tus sueños, podrás llevar a cabo todo lo que te propongas, desde trabajar en Google, hasta competir en los juegos olímpicos”.

Agregó que “espero recibir tu formulario de postulación una vez que termines en la escuela”.

El padre de la pequeña quedó chocho y publicó la historia a través de redes sociales.

“Ella perdió mucha de su confianza tras ser golpeada por un automóvil hace unos años”, dijo el hombre, junto con precisar que “es poco decir que ella está encantada con la carta de respuesta firmada por Sundar Pinchai (director ejecutivo de Google)”.