Pidió permiso para ir al baño y atacó a su custodio con un cuchillo. Después se paseó por los tribunales de San Bernardo, usó al magistrado Sergio Henríquez como escudo humano hasta que salió a la calle y disparó al aire para luego fugarse en un taxi. Aunque parezca el relato de la película, esto fue lo que hizo el reo Leonardo Azagra Valdivia el pasado 13 de febrero, quien fue capturado en una comuna del sur de Santiago a las 9.30 horas por efectivos del OS9 de Carabineros apoyados por el Gope.

Según consiga Emol, el sujeto fue hallado en la calle Antonio Varas de la comuna de San Bernardo, quien no tenía armas de fuego en el momento de su captura y se lo identificó en el mismo instante que lo detuvieron. Aunque Azagra era buscado en todo el territorio nacional, los agentes policiales sabían que no se había movido de Santiago, lo que aprovecharon para perseguirlo vehemente en estos cinco días en el que se encontraba en calidad de prófugo.

Se espera que el reo –quien se había escapado por segunda vez de la justicia– sea encerrado en un cuartel policial y después será trasladado al Juzgado de Garantía de San Bernardo, donde tendrá que enfrentar nuevos cargos por agresión al gendarme y por el breve secuestro al juez. Este sábado se tomarán decisiones por parte del fiscal Pablo Sabaj, del Ministerio Público y de la zona Metropolitana Occidente.

Cabe recordar que Azagra cometió el macabro crimen contra Sixta Molina (19) después de un carrete realizado el 25 de diciembre de 2011, en Buin.

Por este asesinato fue condenado a 19 años de presidio y enviado a la cárcel Colina II, todo esto hasta el lunes, cuando se produjo el violento escape que aún lo mantenía prófugo de la justicia hasta que fue aprehendido esta mañana.

La historia del macabro crimen contra Sixta Muñoz, la joven asesinada por el reo fugado de San Bernardo – The Clinic Online