“Estamos para defender a los trabajadores cuando meten la pata, pero no cuando meten las manos”.

Así reaccionó el Sindicato de Metro a razón de los 139 trabajadores despedidos en enero y febrero luego de cobrar pagos por prestaciones médicas irreales, cita emol.

“Lo que hay acá son 139 personas que falsificaron una boleta y que producto de esa falsificación obtuvieron un beneficio de 2 millones 600 mil pesos”, explicó el dirigente gremial Eric Campos.

Campos afirmó que en el caso de estas personas no había otra opción que la desvinculación.  “No hemos salido a celebrar el despido porque sería antinatural desde el punto de vista de nuestro rol sindical, pero claramente sí hay personas que defraudaron y eso tiene que tener un costo y por lo tanto también una sanción”.

Para el presidente del Sindicato de Trabajadores de Metro, Eugenio Valenzuela, lo delicado de la situación es que se trató de un asunto de trabajadores contra trabajadores, pues precisó que el Fondo de Bienestar de los trabajadores de la empresa “operaba sobre la buena fe y las confianzas y alguien sobrepaso esas líneas”.

“No se trata de estar a favor ni en contra. Lo concreto que hay está en manos de la fiscalía y es que hay un fraude de trabajadores hacia su sistema de bienestar, y ese sistema de bienestar está financiado por todos los trabajadores de Metro”, concluyó.