Para el próximo 28 de febrero se postergó el juicio abreviado que debía enfrentar esta jornada el empresario Hugo Bravo, el hombre que abrió la Caja de Pandora del caso Penta, hecho que derivó en que se conocieran posteriormente las situaciones detrás de SQM y Corpesca.

La jornada debía partir a eso de las 9 AM, pero todo quedó en stand by debido al estado de salud del ex brazo de derecho del “Choclo” Délano y su socio Carlos Eugenio Lavín.

Bravo, quien en otras oportunidades también había sufrido problemas de salud, como cuando en marzo de 2015 le fue decretada la prisión preventiva, se encuentra internado en un centro asistencial desde el 16 de febrero.

La nueva fecha para concretar la diligencia se tomó de común acuerdo con la defensa de Bravo.

Desde que estallara el caso Penta, el Ministerio Público siempre le reconoció a Bravo su colaboración, a diferencia de los casos de los Carlos.

“Nunca estaríamos aquí si no fuera por las declaraciones de Marcos Castro y Hugo Bravo, hacemos diferencia de esos aportes a la investigación”, puntualizó el fiscal Gajardo el 6 de marzo de 2015, día que además agregó que sólo a ellos le reconocemos colaboración, “a nadie más”, y que “Penta no ha pagado un solo peso de impuestos en seis años y les han devuelto 285 millones”.

Como se sabe, a través de los testimonios de Hugo Bravo, quien enfrentó a los Penta en una demanda por despido, la Fiscalía logró determinar que la firma había incurrido en delitos tributarios y desvíos irregulares de platas de campaña. Además de toda la maraña delas boletas truchas por servicios jamás prestados.

Hasta ahora, del mundo político sólo ha sido condenado el exsenador de la UDI, Jovino Novoa, a quien se le impuso una condena de tres años de pena remitida.

El plazo de investigación de este caso concluye el 4 de marzo.