Esta mañana la Brigada de Delitos Económicos de la Policía de Investigaciones (Bridec) acudió a las dependencias de la isapre Masvida, bajo la orden del fiscal Carlos Gajardo, para oficiar a la compañía respecto a la investigación por información chanta que supuestamente entregaba al mercado, noticia que se dio a conocer ayer.

Sin embargo, muchos medios de comunicación aseguraron que se trataría de un allanamiento, información que resultó incorrecta, tal como lo aclaró el mediático persecutor al afirmar a la prensa que la indagación “es contra personas naturales que hubieren cometido el delito de enviar información falsa. No hay una investigación contra la persona jurídica, porque la ley no lo permite”.

Esta explicación por parte de Gajardo reafirma la imposibilidad de que la pesquisa afecte directamente a los usuarios de la isapre Masvida.