El fiscal Manuel Guerra avisó que durante las horas próximas le pasará al Consejo de Defensa del Estado (CDE), todos los elementos y antecedentes que posee sobre la bullada investigación por las inversiones que realizó la firma de la familia de Sebastián Piñera, Bancard, en la pesquera peruana Exalmar, justo en momentos en que se llevaba a cabo el litigio entre Chile y Perú en la Corte de La Haya.

Según consigna Emol, el persecutor buscar aclarar el posible delito de uso de información privilegiada y negociación incompatible en la que habría caído el ex Mandatario de la República.

La acción de Guerra busca que el CDE pueda analizar alguna acción judicial a realizar en caso de que así lo ameriten los hechos.

En ese sentido, el fiscal regional oriente indicó que “nosotros tenemos la obligación de remitir al Consejo de Defensa del Estado aquellos antecedentes en los cuales se investiguen delitos de naturaleza funcionaria. La ley así lo ordena”.

Al ser consultado por sus razones para no enviar antes estos antecedentes al organismo, contestó que se debió a que “estábamos bajo reserva, pero vamos a proceder a hacerlo ahora y los enviaremos al consejo para que tomen las decisiones correspondientes”.

Vale decir que el pasado 27 de febrero el exPresidente Piñera salió con todo a defenderse por este caso, señalando que “estas campañas falsas y canallescas deben terminar para restaurar la decencia en el debate público” manifestó el ex jefe de Estado, añadiendo que “puedo asegurar que ni en Exalmar ni en la inversión minera, no hay asomo de conducta ilegal o ilegítima”.

Añadió además que aquí se estaría produciendo una campaña en su contra por parte del Partido Comunista y la Nueva Mayoría debido a su liderazgo en las encuestas ante una eventual campaña presidencial: “El PC ha través de algunos de sus diputados, y también con la participación de algunos personeros de la Nueva Mayoría está desarrollando una canallesca y sistemática campaña sucia”.

En este sentido Piñera precisó que el diputado Hugo Gutiérrez “ha abusado del Poder Judicial para conseguir sus objetivos políticos. Ha presentado mas de 15 querellas para atacar a sus adversarios políticos”.

En su defensa ante los medios, Piñera lanzó un torpedo al asegurar que “comprendo la desesperación de algunos sectores de la Nueva Mayoría, pues no conocen la palabra trabajo. Han vivido de las prebendas del Estado, pero nada de ello justifica esta canallesca y sistemática campaña sucia y de desinformación” en su contra.

Según el ex mandatario las últimas denuncias en su contra “buscan ocultar el gravísimo daño que el gobierno de la Nueva Mayoría ha provocado al alma de Chile y al futuro de los chilenos”.