“No tengo candidato, pero yo voy a apoyar al Frente Amplio”, sincera la actriz Mariana Loyola en una entrevista que concede a El Dínamo, en donde habla del duopolio y de cómo Jaime Guzmán dejó siniestramente amarrado al país en un escenario de apatía cívica, apitutamiento político e incultura.

“El duopolio es el mismo. Es gente que legisla el tema de los estacionamientos y en nuestra cara nos vuelven a cobrar el doble. Entonces dices ‘esto es broma’”, plantea la actriz, quien admite que no votó por Bachelet porque sabía lo que venía para Chile.

Para graficar cómo funciona la política en el país, Loyola pone el caso de la UDI Jacqueline van Rysselberghe. “Tenemos hechos que demuestran que por mail le dictaban las leyes y sigue siendo presidenta de la UDI y sigue estando en el Congreso. Uno dice, este país es ridículo, este país es de broma. A mí me cuesta creer que sea verdad, que sigan pasando estas cosas y que nadie haga nada”.

En ese plano, opina que las esperanzas pueden estar en el Frente Amplio y en un nunca más para duopolio.

Consultada por el fenómeno de la abstención, Mariana contesta que “hay una parte que a mí me duele mucho: Jaime Guzmán ganó. Él hizo la Constitución con el criminal más grande que ha tenido Chile, pese a que creo que a Pinocho no le daba ni para sumar dos más dos, pero Jaime Guzmán le hizo una Constitución a Pinochet. Y eso está dando sus frutos ahora. Creo que más de un sociólogo me va a dar la razón: el mismo facho agresivo, machista, me ladra y si tú te pones a pensar, se explica por una Constitución que avala totalmente a los empresarios, avala la educación privada, que discrimina, que no permite ley de aborto, que avala las isapres y las AFP. Es un sistema súper perverso y este despertar de la gente, porque nos dividimos entre quienes queremos cambios y los que no quieren nada –que me parece de una flojera atroz-, somos producto de una Dictadura Militar absolutamente coordinada y avalada por una Constitución que hizo uno de los hombres más brillantes que ha tenido Chile”.

“Sí, yo puedo ser sumamente contraria a Jaime Guzmán, pero puta el hueón brillante. Súper inteligente, hizo una Constitución indisoluble, que tiene una cantidad de resquicios y candados legales impresionante. Es de estudio para otros países. Ellos crearon un país súper inculto, sin educación cívica, sin interés en la política y con un conglomerado político súper apitutado que lleva 30 años en el mismo puesto, ganando muchas lucas, con un nivel de lobby feroz, con un nivel de ganancias por todas partes muy grande. Entonces claro, es volver a educar, es volver a hablar con la gente y explicar todo esto que estoy explicando”, redondea.