El diputado Giorgio Jackson se refirió a la fuerte crisis que vive la Universidad Arcis, luego de que la justicia decretara su quiebra, e hizo un llamado al Partido Comunista a que “no nos saquemos la suerte entre gitanos”.

En entrevista con Tele13 Radio, Jackson sostuvo que aunque el PC no es la persona jurídica del establecimiento, sí afirmó que “hace falta una autocrítica, porque el Ical (Instituto de Ciencias Alejandro Lipschutz) estuvo muy involucrado en lo que es la administración. No nos vamos a sacar la suerte entre gitanos, el Ical es una fundación totalmente asociada al Partido Comunista”.

Añadió que “es mejor asumir que existieron ciertas responsabilidades, porque precisamente como lo vimos en la comisión investigadora del caso Arcis, acá hubo un retiro de capitales y vinieron a testificar o a las audiencias personas que estuvieron ligadas al PC o cercanas al proyecto y que criticaron la decisión”.

A renglón seguido, el ex dirigente estudiantil apuntó a que “acá no hubo un enriquecimiento de quienes llevaron la administración y se tomó una decisión de no seguir involucrados y eso afectó a la institución”.

“Esperaría que todos los actores involucrados tomaran un espacio más autocrítico y que de esa manera no se tomen posiciones extremas”, dijo Jackson, al mismo tiempo que manifestó que “eso limpiaría el espacio para preocuparnos de los más importantes, que los estudiantes tengan continuidad de estudio y fortalecer la ley para que en el futuro esto no pase”.