La periodista Beatriz Sánchez recordó un episodio de profundo machismo laboral que vivió hace algunos años, cuando prestaba servicios para la Radio ADN.

En conversación con El Desconcierto, Sánchez contó que “cuando yo trabajaba en ADN era la única voz femenina, dentro de mis compañeros hombres, yo era la única mujer. El director de ese momento, Pablo Aranzaez, me propuso que, como todos mis compañeros hombres -que entonces eran Alejandro Guillier, Fernando Paulsen y Matías Del Río- hiciera una editorial en el programa, que es una opinión que da el periodista en la portada”.

Añadió que “me dijo que éramos cuatro voces ancla y que yo también tenía que hacerlo…Aunque en aquel momento me cayó como un saco de plomo, porque era una responsabilidad muy grande, terminó siendo un ejercicio espectacular de buscar opinión y defender un punto de vista”.

En esa línea, resaltó que “cuando ya estaba fuera, el director me contó que había sido todo un tema que yo hiciera editoriales en la radio. No por los temas o el contenido, sino porque era mujer. El directorio, que en aquel momento era Iberoamericana, cuestionó por qué una mujer estaba haciendo editoriales, no les cuadraba que una mujer emitiera su opinión”.

“Supongo que veían a la mujer como acompañante de sus colegas hombres. La sociedad chilena, por un tema cultura, no está acostumbrada a que la mujer emita su opinión, menos si es peleadora. Nos ven unidimensionales, en el rol maternal”, cerró.