¿Tu monólogo es un stand up comedy?
Sí, tiene mucho de eso, por el momento es un híbrido, es una criatura que va transformándose y creciendo, es muy a la chilena, como un maestro chasquilla, entonces tiene un poco de todo. No soy purista en ese sentido, no sé efectivamente qué es, pero voy y lo hago. La gente se caga de la risa de mí, se burlan y yo me burlo con ellos de todos. Nos reímos de este país y de esta manera de vivir. Es un situación bien creativa.

¿Tú escribes el guión?
Sí, trabajo con Renata Casales, que es mi pareja, entre los dos armamos, más que guiones, son ideas, líneas temáticas. Coincidió con la invitación que me hicieron de plantarme en un escenario y ocupar el espacio del stand up, que es tan existoso.

Ahora está de moda.
Todo lo que tenga que ver con la opinión, con la libertad de expresión y ocupar los espacios para plantear temas y reírnos, que hace tanta falta, es súper bueno. Partí haciendo un guiños, jugueteando un poco con la idea de hablar solo y lanzar ideas. Al principio, nos juntábamos con Jorge Alis, León Murillo y Rodrigo Gonzalez en el Cachafaz de Guardia Vieja. En un escenario pequeñito yo jugaba al que me quedaba callado. Ahora empecé a hablar, jajaja.

En general, haces personajes más dramáticos, ¿cuál es tu relación con el humor?
Nos llevábamos bien, es muy sano reírse. Me gusta la gente alegre. Creo que hemos perdido mucho ese rasgo. La talla a flor de piel. Un hueón que es bueno para la talla, de alguna manera, está blindado. Se puede mandar la cagá más grande del mundo, pero es el simpático, el tallero. Ese hueón libra, se salva. Las personas que tienen la capacidad de reírse, sobre todo de sí mismo, espejearse, son personas más creativas. Además, el stand es una tribuna, como estar en la plaza pública y hablar de lo que va ocurriendo. Y en este país que ocurre cada huéa todo el día, cierras los ojos y pasaron tres mil condoros. El que menos caga, caga un piano. Este artefacto representacional brinda la posibilidad de estar ahí, dándole. Porque también es reflexivo.

Súper político también.
Sí, súper, interesante, levantas temas, planteas temas. Obviamente es una de las tribunas que ocupo para desarrollar mi oficio, hago teatro, cine, estoy levantando una película. Siempre con mi voz opinante. Soy porfiado.

¿Cómo ha sido la reacción público? 
Se cagan de la risa, les gusta el hueveo, si les gusta, son mandados a hacer para eso. Además que los huevones van a eso. No voy a ir a contarles mis tragedias humanas, que no se me para o no sé qué.  Yo voy a jugar con la realidad y plantear desde allí que el sistema no funcionó y que hay alegrarse por eso. Es momento de reflexionar y darnos cuenta que podemos revertirlo. Porque además hemos perdido mucho nuestra identidad. Este país es maravilloso, con mucha diversidad. Me interesa el Chile profundo, inmerso en una memoria que permanece.

Dices que hemos perdido la capacidad de reírnos, ¿te parece que Chile es un país depresivo?
Estamos como cuando uno iba de visita donde la tía pituca y se tiraba un peo y todos los hueones se enojaban. Queda todavía ese marco conservador tan fome. Los amargados nos quieres cagar la vida….

¿Quiénes serían los amargados?
No, todos. Toda la clase dirigente, los políticos, los hueones de la iglesia, los chuchesumadres de la universidades, todos los gerentes, no hay ninguno que yo conozca que sea simpático. Todos lo jefes son amargados, fomes, discontinuos, poco ritmo, no saben bailar, nada…

La sociedad chilena no es muy gozadora.
No po, para nadaaaa. Tenemos una bohemia muy fome. O si no chupan como salvajes y dejan la cagada. Es muy extremo este país. Ahora esa es nuestra particularidad, creo este país es como una especie de laboratorio antropológico, somos como unos bicharracos, bacterias que estamos bajo el ojo de un microscopio gigantesco, nos enchufan cantidad de mariconadas y van viendo cómo reaccionamos.

¿El sistema?
Le enchufa cosas a la masa y creen. Nos tienen entubados. Somos neoliberales poh, es una huéa absurda. Entran las modas y dejan la caga, por eso está todo dividido. Hay cada hueon raro.Antes uno se cortaba el pelo regular corto, ahora no, los hueones se pintan, se cortan, parecen cebollas, se hacen una cosa y otra. El cuerpo humano en este país es una especie de negocio.Te meten y te sacan hueás.

Hasta el cuerpo está atravesado por el mercado.
Todooo. Impresionante. Somos muy fanáticos y no da poh. No debiera ser. Está todo muy esquizofrénico. Actualmente Chile es un país esquizófrenico, ja,ja,ja, Y llega tanto hueón perdido, digo yo, pá qué viene tanta gente para acá.

Deben creer que hay más oportunidades…
No poh, para afuera se vende el rostro país, del jaguar y todas esas mierdas. Llegan aquí y no saben ná con la chichita que se están curando ja, ja. Y después no se pueden ir, se quedan atrapados en esta mierda que nadie entiende.

Aparte que Chile es súper discriminador.
¡Son maaalos los hueones! Son clasistas, racistas… son como la callampa.

¿De dónde crees que viene todo eso?
Los jefes que no estudian, no leen libros, no bailan. Las señoras de los jefes van a las peluquerías, se tiñen horrible.

¿Pero por la división de clase o qué?
Creo que falta sensibilidad con el otro. El otro ha ido desapareciendo lentamente. Hasta en el interior de las familias hay divisiones, diferencias abismantes. Es una sociedad que ha ido perdiendo la voluntad, sus valores, su identidad, constantemente se desaparece y cada cierto tiempo vuelve a aparecer, entonces es una sociedad mutante. Ahora, eso le otorga también todo el grado de locura y creatividad que tenemos, sobre todo a nivel artístico.

Ya.
El otro día Raúl Zurita decía que nosotros, esencialmente, teníamos que ser poetas. La única alternativa que teníamos para soportar esta mierda de sistema que se ha construido, donde no se sabe quién es el responsable. El capitalismo es algo que no tiene fronteras, se transforma y avanza por todos lados. El problema es cómo habitamos este lugar bajo esas condiciones o por qué nos cobran tanto para vivir acá…

El tema es que mucha gente se compra el sistema y se valida a través del consumo.
Las clases más acomodadas de este país se creen suecos, no poh, no da y se van alejando cada vez más, se arrancan hacia la cordillera, se incomunican, fome. No es un habitante inteligente. No nos mezclamos. El centro está abandonado, al lado de La Moneda está lleno de gente viviendo en la calle, en el bandejón, cada día más. Entonces esto no funcionó, funciona mal. No funciona la educación. Nadie entiende la gratuidad. Es todo tan absurdo. Es evidente que el Transantiago no funciona, que los hueones no pagan; y el que paga, es hueón. Todo este experimento llegó a un punto que colapsó. Ahí tienes la crisis de confianza. El nivel de abstención que podría venir…

¿Tú votas?
La última vez ya no voté, hace tiempo que dejé, caché que la cosa no..

Pero estabas a favor de las reformas.
Obviamente estoy a favor que mejore esta hueá, si esto está muy mal. Nadie podría discutir y decirte: “noo, esto está bien. Está bien la salud, está bien el transporte, esta bien la educación, déjate de hueviar”.

Las pensiones.
La AFP son una hueá solidarias impresionante, los abuelos ganan una fortuna, jajajaja. Todos los hueones van al dentista, al psicólogo. Es todo carísimo, como si fuera Inglaterra, encima se coluden los hueones. Te van a pasar siete lucas porque te cagaron toda la vida. Es un guión, una novela de ciencia ficción.

¿Y qué personaje sería Piñera?
En una universidad de Yugoslava, después de investigar, se dieron cuenta que el carácter humano puede cambiar. Entonces vamos a implementar couch…Viste que acá está lleno de couch. Son unos guatones culiaos que se juntan a comer galletas, tomar café y hablar hueás, planificar asados o cómo se caga un hueón al otro, pero de que reparen la gestión empresarial, nada. Entonces, llevamos a hacer un couch a Piñera y le vamos a enseñar a dar, a compartir a ese hombre…
Hay un problema fundamental, no se puede depositar confianza en personas que se dedican a otras cosas. En este país el mercado atraviesa todo el comportamiento humano, Piñera es un símbolo de eso. Su manera de operar y su fortuna la consiguió por la vía de la especulación, qué mierda hace, nadie sabe, qué fabrica con esos bracitos cortos. Qué mierda podría hacer, un emboque.

¿Quién crees que va ser a Presidente?
Pero si ahora están todos cagados, porque con la ley que hicieron ahora no se puedes inscribir. No tiene suficientes militantes, jajaja. Es muy divertido, por eso creo que es un colapso, un colapso trágico o una tragedia absurda. Un país posguerra. Tiene que haber discusiones más profundas en relación a cambiar el rumbo de este barco que va a la deriva..

Ya, pero quién te gustaría…
No po, si no se puede, ahora viene el censo, yo en este momento no existo, porque en el censo pasado no me contaron. No aparecía asi que estoy hablando desde las sombras. No, ya, falta mucho todavía, falta paño que cortar, está todo muy confuso. Hay muchos problemas graves, gravísimos. Como toda crisis se tiene que transformar en una oportunidad.

Entonces tienes una visión optimista del futuro.
Sí, totalmente, porque si este sistema hubiera funcionado… ¿Te imaginai que Piñera fuera un sabio,un gurú, que nos enseñara a todos a robar sin que nos pillen? Todos los hueones ladrones. Pero no es así… Hay mucho que aprender. Este país es muy liberal en lo económico y muy conservador en lo valórico. Entonces es una contradicción muy absurda. Aquí se dan mezclan muy raras, como que el Partido Comunista sea neoliberal, el único país del mundo donde pasa eso.

¿Por estar dentro de la Nueva Mayoría? 
Sí, obviamente han hecho un trabajo político para tener opinión, pero tiene opinión dentro de un marco y un modelo que a todas luces no ha funcionado.

¿El Frente Amplio podría ser una alternativa?
Sí, yo pienso que hay alternativas que son viables postcrisis. Pero primero tenemos que darnos cuenta que hay una crisis, no se puede puede desconocer. Lo que ocurrió en la Universidad Arcis es súper grave. Ahí había un bastión de pensamiento distinto que ahora se perdió ¿y cómo se recupera eso? No puedes.

¿Tocas muchos temas de contingencia en tu monólogo Chilensis?
Este formato, el stand up son básicamente personas que están elaborando un discurso a partir de cómo somos. Estamos haciendo una radiografía social muy necesaria. La actualidad me interesa, también hablo harto del macho chileno.

¿Cuál es tu opinión del macho chileno?
Es tan difícil plantear el tema de las mujeres en este país cavernícola. Creo que el lado femenino del ser humano es lo mas maravilloso que hay. Si no existiera ese punto fundamental sería todo muy oscuro.

¿Te parece muy machista el país? 
Absolutamente. Nuestro escudo por la razón o te pego una pata en la raja, qué más se puede pedir. Con ese Kike Morandé que sigue ahí, con los potos y las tetas. Todo ese castigo a la imagen de la mujer y esa estúpida manera de ridiculizar e infantilizar a un ser humano tan maravilloso como cualquier otro. Soy profundamente amante del femenino en toda su dimensión. Ahí hay una fuente de creatividad, riqueza, vida, de locura, pasión, sensibilidad y la belleza como experiencia estética.

¿Te consideras feminista?
Obvio. A Algunas mujeres les ha dado por ser iguales a los hombres, si no se trata de eso, si esos hueones ya dejaron la cagá. Cómo van a querer tener los mismos derechos que los hombres, si son unos ineptos, no hay que asomarse a esos chuchesumadres, que se vayan a sus cavernas, hicieron puras cagás. No tienen que tener los mismos derechos que los hombres, tienen que tener tooodos los derechos. Una mujer no tiene que decir que está empoderada, si el poder es horrible, la hegemonía del poder es atroz. Hay mucho que desmontar. Este país es total y absolutamente primitivo.

¿Viste la rutina de la Chiqui Aguayo en el Festival?
Creo que surtió efecto su rutina, abrió un tema de discusión en torno a cómo hablan las mujeres. Cuál es el problema de compartirlo, fue un reflejo social. No tiene que ver con ella ni tampoco lo inventó. La gente se rió. Los dardos críticos deben establecerse en relación a por qué existe ese lenguaje.

¿A qué te refieres?
Porque estamos jibarizando los sentimientos, los conceptos. Nos cuesta mucho explicar algo, falta apropiarse de uno mismo y poder explicarse. Raúl Ruiz dice que somos muy ladinos, que nos ocultamos, porque tenemos mucha desconfianza. Hemos perdido lo colectivo. Hay sólo piños pequeños. Todo eso hace que el lenguaje carezca de importancia. Hay poca mirada, poco lenguaje no verbal. No sabemos movernos ni contactarnos con otros. Lentamente se ha provocado una distancia, una desaparición del otro. Surge el individualismo que es netamente castigador. Hay mucha indiferencia, violencia, hostilidad. Hay mucha tristeza social.

Chilensis
Luis Dubó
18 y 25 de marzo
Cachafaz, barrio Italia