No hay plazo que no se cumpla ni deuda que no se pague.

Este es el dicho que quizás mejor represente a Rafael Garay en estos momentos, todo esto ya que durante la jornada de este sábado 3 miembros de la PDI viajarán a Rumania para traer de regreso a Chile al autodenominado economista para enfrentar el próximo 16 de marzo el montón de imputaciones por 37 delitos de estafa que pesan en su contra.

Así lo informó hoy el diario El Mercurio, junto con recordar que el fiscal de Alta Complejidad solicitó la extradición del maestro de kudo luego de ser formalizado en ausencia por ilícitos cometidos y que ascenderían a 1.800 palos en perjuicio de sus clientes que su empresa de inversiones.

Su enfrentamiento con la justicia se producirá luego de que estallara la trama que inició con un supuesto viaje de Garay al extranjero para tratar el presunto cáncer al cerebro en fase terminal que afectaba al ex panelista de TV.

Hay que recalcar que apenas aterrice Garay de su vuelo comercial, será llevado a tribunales para su control de detención. En la instancia se aclarará si quedará con arraigo nacional o si queda tras las rejas como medida cautelar.

De acuerdo al matutino, el abogado querellante de 14 víctimas, Rodrigo Bravo, afirmó que “nuestro principal objetivo es que este señor responda ante la justicia con una sanción ejemplarizadora; sobre todo porque a estas alturas los esquemas piramidales como forma de estafa colectiva dejaron de ser un problema entre privados para transformarse en un problema país. Y ese antecedente no es irrelevante al momento en que el juez se forma la convicción de que se sancione con una pena que repare en algo el daño que se ha causado a la fe pública y al patrimonio de esas personas”.

“Está acreditado que (Garay) gastaba ingentes cantidades en bienes suntuarios. Sin embargo, esos bienes después se liquidaron e ignoramos cuáles son los destinos de esos recursos. Vamos a pedir prisión como medida cautelar, haciendo énfasis en la reiteración de las estafas, en tiempos diferentes y víctimas distintas”.