El sitio Perú.com publica la historia de una mujer que puso a prueba la fidelidad de su pareja, llevándose la sorpresa de su vida.

Relata el medio que ella lo llamaba un “experimento”, pero cuando notó que todo se le fue de las manos, no podía dar crédito a lo que veían sus ojos a través de las cámaras.

El asunto es que el sujeto en cuestión es técnico en computadores y fue llamado a revisar unos aparatos en un lugar donde lo recibía una mujer en paños menores.

Ella comenzó a coquetearle a más no poder (todo planeado) hasta que él no aguantó la tentación y se lanzó cual octópodo.

La situación fue peor de lo que la novia esperaba porque no solo el equipo que contrató no detuvo la “broma” sino que dejó que esta chica intimara con la “víctima”, cita el medio peruano.