Un niño víctima de constante bullying en el colegio se retiró del establecimiento producto de los agotadores insultos y comentarios crueles por partes de sus compañeros, que se burlaban porque el alumno en cuestión no tenía papá.

Según consigna 24Horas, el alumno (12) del colegio San Ignacio de Alonso Ovalle optó por leer la misiva frente a su curso y mirándoles la cara a sus compañeros.

“No quiero estar cerca de malas personas, y ustedes lo son”, dijo sin pelos en la lengua el menor.

Añadió que “me han ofendido con cosas muy dolorosas, como que no tengo papá”.

A renglón seguido, lanzó con rabia que “cualquiera de ustedes quisiera tener la gran madre que tengo…”.

Vale decir que su madre, Paola Givovich, afirmó que la psicóloga del establecimiento le ofreció disculpas por no haber impedido los constantes ataques.

Por su parte, Givovich interpuso una demanda por indemnización de perjucios en contra de dicho colegio.

En tanto, el San Ignacio respondió que “como institución educacional trabajamos velando por la integridad de todos nuestros estudiantes y colaboradores, y por este motivo no nos referiremos públicamente a situaciones particulares que han sido debidamente tratadas”.