En uno de los capítulos de House of Cards se muestra cómo los republicanos utilizan la información contenida en el Big Data para ganar las elecciones. Pero este uso de datos no sólo se ve en la pantalla chica sino que es una realidad a la que todos estamos expuestos. “Mi impresión es que el negocio de Facebook, Twitter, Amazon, Google, etc no es lo que ofrecen (subir las fotos, comprar libros o un buscador eficaz), sino los datos que tú les proporcionas al aceptar sus condiciones y darles acceso a todo tu mundo”, dice Claudio Gutiérrez, el investigador de Núcleo Milenio que se ha especializado en la Web Semántica y los fenómenos que rodean el mundo virtual.

Me dijeron que no tienes Facebook ni celular, algo bien extraño en estos tiempos…
Jajaja, déjame explicarte. Hace menos de un mes, Wikileaks descubrió que la CIA tenía smartphones, iPhones y computadores y tablets Mac con softwares para capturar tus datos. No es que yo esté obsesionado porque no he hecho nada malo, pero el tráfico de datos que tiene te distrae de las cosas esenciales. Soy académico, me gusta pensar y reflexionar sobre lo que está pasando, tener tiempo para mi familia, alumnos, etc.

¿Y no se pueden hacer ambas cosas?
El nivel de tráfico e información es demasiada respecto de tu capacidad de captura de datos, que es finita. Hay algunos más finitos que otros, pero todos tienen un límite: piensa en una cajita interior para guardar datos. Si tú usas tecnología electrónica, tu cajita empieza a llenarse y una vez que te metes a ciertas aplicaciones ya no eres capaz de poner un límite. Puede ser maquiavélico. Se parece a temas de vicios: el mismo objeto te va creando una subjetividad que te hace querer el objeto y establecer una dependencia.

¿Toda esta información se conoce como Big Data?
Cuando nos referimos a Big Data estamos hablando de una cantidad de información que escapa a lo humano, son datos inimaginables para las capacidades de entrada y salida del humano. Por ejemplo, tu capacidad de entrada es mirar imágenes, videos, etc. Pero cuando estos videos pasan a ser millones de millones de películas no pueden ser visualizadas ni producidas por el humano. Es una revolución porque son cantidades brutales, es otro planeta.

¿Por qué aparece Big Data?
La tecnología ha fortalecido este concepto de datos masivos en el que se distinguen tres líneas básicamente: la captura de datos, el análisis o procesamiento de los mismos y su posterior visualización.

Y los que usamos la tecnología somos los proveedores de esos datos…
En 1935, Ortega y Gasset hablaba del libro furioso. Decía que el libro había sobrepasado cualquier nivel y que se publicaba tanto que el humano no podía leer todo lo que se estaba produciendo. Ahora uno puede pensar en los datos furiosos que agarran personalidad propia. Un experto alemán mostró cómo, en el fútbol, se capturaban los movimientos de los jugadores para que después los entrenadores estudiaran quién se movía, cómo, qué espacios dejaba.

Pero fuera del área profesional, la información de cada uno de nosotros está siendo utilizada sin consentimiento…
Los humanos no nos hemos alejado mucho del burro. Yo creo que nadie cuando entró a Gmail o Twitter leyó esta especie de contrato que, si no aceptas, quedas fuera. Yo quedé fuera de una aplicación porque no quise firmar una de las cláusulas y no hay opción para negociar con la otra parte: yo aceptaba todos los puntos menos uno. En este mundo, eso es conversable pero en el virtual tú entregas tus datos y das libre acceso para que sepan lo que te interesa, a lo que le pones me gusta, los lugares que frecuentas, cuánto tiempo, etc. Y eso es lo valioso.

¿Quiénes tienen acceso a estos datos?
Las grandes compañías se han interesado por los datos de comportamiento social y humano. Mi impresión es que el negocio de Facebook, Twitter, Amazon, Google, etc no es lo que ofrecen (subir las fotos, comprar libros o un buscador eficaz), sino los datos que tú les proporcionas al aceptar sus condiciones y darles acceso a todo tu mundo.

Entonces no deberíamos descargar ninguna aplicación ni utilizar este tipo de herramientas…
No es tan así. Hay muchas compañías muy serias con la recolección de datos y de las cuales tú también te beneficias. Google nunca va a publicar una foto tuya desnuda ni te va a hackear la tarjeta bancaria, pero sí te va a empezar a ofrecer cosas relacionadas a tus intereses. Un ejemplo, el juego League of Legend (LOL) captura tus interacciones y con eso va mejorando el juego. Tú estás trabajando para ellos y de vuelta te ofrecen una mejora en el juego. Es un compromiso del cual tu también obtienes provecho, no son bandidos que roban datos.

De todas formas están seleccionando lo que quieren que yo vea, están interviniendo mi experiencia virtual.
Yo uso un sistema de mail horrible pero voy a morir sin haber entregado mis datos, igual es un poco pelotudo. Lo mismo te decía de Amazon, no creo que su negocio sean los libros sino los datos: yo compro ahí y los tipos saben mejor que yo lo que me gusta porque han trazado las compras que hice, los libros que mire, mis clicks en otros que me interesaban. Tienen mi perfil y capturaron parte de mi subjetividad por lo que pueden llevarme a donde ellos quieran.

¿Dónde ellos quieran?
Empieza una manipulación hacia los humanos, no sé si llamarla así pero por ejemplo Amazon sabe que me gusta la historia medieval porque compré tres libros de eso, aparece uno nuevo y me lo ponen. Saben que si aparece uno de deporte o filosofía no me lo tienen que mostrar a mí. Entonces, como solo me muestran historia medieval yo empiezo a pensar: ¡Excelente sitio, tiene todo lo que busco!, así uno se empieza a entusiasmar pero los tipos me están direccionando o estructurando completamente. Eso es horrible porque me cierran el mundo y bloquean la realidad. Esto pasa en los buscadores también.

¿Qué tan expuestos estamos?
Depende. Con estas grandes empresas no debería haber problema a nivel individuo porque estudian conductas sociales. En Chile es distinto, todavía es muy burdo. Acá te piden el carnet de identidad, parece el siglo 14, esto es otra cosa. Yo te estoy hablando de gente seria, que toma datos serios y que no va a usar tu identidad personal para cosas íntimas tuyas.

Pero sí para mostrarme lo que ellos quieran, como el capítulo de House of Cards en que los republicanos usaron la información del Big Data para ganar las elecciones. ¿Podría pasar algo así en Chile?
Eso pasa porque esta gran información está centralizada en ciertas manos, unas pocas manos. Si la información que se captura y se procesa fuera para desarrollar la humanidad sería algo extraordinario, lo malo es cuando es aprovechado a gran nivel con objetivos comerciales y políticos. Pero aquí no, para llegar a esos niveles se necesita mucha infraestructura. Igual se da un poco porque no me van a venir con que todas estas encuestas que hacen son neutrales: todas tienen un sesgo, una idea y lineamento sobre qué te preguntan y qué no, etc.

¿Conoces el proyecto de ley que firmó Bachelet para proteger y regular el uso de datos?
Sí, me parece un avance porque hasta ahora no había nada. Acá, el tipo del supermercado te pide tus datos y se los regala a la agencia de propaganda no sé cuánto y te empiezan a mandar cosas, promociones, a llamarte. Los tipos de las telefónicas le dan tus datos a cualquiera y te empiezan a llamar a cualquier hora para preguntarte u ofrecerte cualquier tontera. Yo tengo el derecho a la privacidad en eso, es mínimo.

¿Qué tan peligroso es que tengan mis datos?
Los datos se están transformando en una réplica del mundo, es una imagen virtual del mundo y hay que protegerla de igual forma. Acá, nadie que tú no quieras puede entrar a tu casa y si entra, está expuesto a una pena. Distinto es en el mundo virtual donde algunos entran, sacan tus cosas y nadie les hace nada. Este proyecto de ley es traspasar la legislación del mundo material al mundo virtual y si bien no va a detener la delincuencia cibernética, va a regularla. La idea es que si tus datos de salud los tiene tu médico, éste no se los mande a tu empleador para que te eche al mes siguiente por padecer tal cosa.

Entonces estamos siendo asaltados constantemente…
A los que creemos en esto, los datos no nos asustan porque están para ayudar a la humanidad, el tema es cómo se usen.

¿Los datos también sirven para hackeo?
Hay mucho hackeo a datos en el tema de las tarjetas de créditos y es en parte porque existe Big Data. No es que los ladrones sepan la clave de tu tarjeta de crédito, es una cuestión estadística, masiva y muchas veces dan en el clavo. Esto se hace con software malicioso, por ejemplo, tu pagas algo por la web y si la comunicación que va de aquí a allá no es completamente segura, entremedio alguien lo puede pinchar: ponen una pantallita, miran todo lo que está pasando y sacan tu clave. Esto se le hace a miles de millones de personas y el que resulta, resulta. Pero las compañías de las que estamos hablando no se meten en eso, en ese sentido, son muy honradas. No son como las compañías eléctricas o de agua de acá que asaltan a la gente, le cambian los medidores y le cobran tres veces más a la gente.

De nuevo es el tema de quién tiene acceso y hace uso de esos datos…
Sí porque unas pocas compañías tienen los datos de todo el mundo. Hace poco, el dueño de una empresa de procesamiento de datos que tiene una enfermedad hereditaria dijo: me queda poco tiempo, ¿qué puedo hacer? Bueno, dedicó toda la investigación a nivel de datos para encontrar la cura de su enfermedad mientras que en África se siguen muriendo niñitos porque no ha aparecido la cura del sida o de enfermedades infecciosas y todos saben que tendrían cura rápida si alguien se dedicara a eso. Pero no, porque no tienen poder ni datos, nada

¿Cuánto valen los datos?
Si tuvieras la respuesta te podrías hacer millonaria y formar una tremenda empresa. Hay mucha investigación sobre el valor de la información pero no hay consenso sobre cómo ponerle precio a los datos. Esto separa el mundo material en el que tú sabes cuánto vale un paquete de porotos. Todo cambia porque si tengo una manzana y tú me la quitas, yo me quedo sin manzana, en cambio, si yo tengo una foto y te doy una copia, te hago feliz a ti y me quedo con mi copia. Toda la lógica de mercado, arriba empieza a complicarse.

¿El acceso a la información supone el asesinato de las marcas independientes?
Al contrario, la única gracia de una marca grande versus una chiquitita es que tienen más poder y acceso a la información sobre gustos y necesidades de las personas. Los datos pasan a ser una mercancía y ellos tienen acceso a ellas. Lo que no puede pasar es echarle la culpa de esto a los datos, porque es la concentración de ellos lo malo. En el año 35, alguien podía decir: los libros están echando a perder la humanidad pero no, era la sociedad la que estaba distribuyendo mal porque solo los que tenían plata podían comprar los libros y tener acceso al conocimiento

¿Hay alguna forma de borrar mi historial hacia atrás?
En algunos países puedes pedirle a las empresas que borren tu historia, creo que eso debiese ser posible. Entiendo que aquí todavía no existe y no sé si este proyecto de ley lo contempla pero tú tienes derecho a tu anonimato, es una cuestión básica. A mí igual me encanta que estos tipos se expongan por burros porque uno se pregunta: ¿cómo diablos estás exponiendo todas estas cosas en la Web?

¿Es grave el tema de la correlación de datos?
Puede mal usarse tanto que hay algunos países que tienen una legislación sobre cuándo puedes cruzar bases de datos. Por ejemplo, si tengo la base de datos del Servel y cruzo carnet identidad con la de pacientes con enfermedades puedo saber quién tiene tal enfermedad y con eso discriminarlo para un eventual trabajo, etc. Lo grave en esta área se da también con las Isapres porque tienen acceso a tu historial y a tus enfermedades preexistentes y con eso te suben los precios o quizás qué más. Hay que legislar sobre el sistema.

¿Sería mejor hacer las encuestas utilizando la información del Big Data y la tecnología disponible?
Totalmente, hacer las encuestas en la calle es de la edad de las piedras o cuando es por teléfono y se produce una diferencia entre la cantidad de teléfonos fijos y celulares. Todo eso es antiquísimo y se produce un sesgo, lo que se debería hacer es capturar los datos. Por ejemplo, tengo un curso de 40 alumnos y quiero saber si alumnos están despiertos en la clase. Una posibilidad es pasarles un papelito, decirles que es anónimo y que me respondan si durmieron o no, la otra, la forma buena, sería poner delante de cada banco un sensor que vea si tienen los ojos abiertos. Con la segunda, ellos ni saben que estoy haciendo eso y yo sé si estuvieron despiertos no, entonces, no los moleste, no perdí tiempo y es mucho más precisa que la otra.

¿Cómo nos podemos proteger?
Siempre le decía a mis hijos que no se expusieran, que no subieran fotos pero más que darte 10 mandamientos, sería bueno que la gente se haga consciente de que apareció un mundo virtual que funciona igual que el material y en el que hay tanto buenos y malos como acá, hay tantos poderosos y tantos oprimidos como acá. Es como decirle a la gente que por qué no anda desnuda o por qué no dejan sus casas abiertas. Ahí ellos se sorprenden y dicen que este es su mundo material y yo les respondo que allá es lo mismo. Hay que pensar que cuando entras al computador, no estás entrando a una pared, estás entrando a un mundo virtual en el que te pueden asaltar, te puedes encontrar muy buenos amigos, enemigos, de todo.