En el marco del cambio de ministros en la cartera del Medio Ambiente, la Presidenta Michelle Bachelet enfrentó a la prensa respecto a la compra de un terreno por $6.500.000 a nombre de su hija menor, Sofía Henríquez, que está ubicado a 12 kilómetros del proyecto minera Dominga.

Según consigna Emol, la Mandataria afirmó que “no hay nada de negocio” en esa compra de 5.000 metros cuadrados en 2014, trece días después de asumir su segundo gobierno. En este sentido explicó que una enfermera le aconsejó comprar allí, ya que era un sitio “lleno de “mística y buenas vibraciones”.

La Jefa de Estado indicó que “algo ha pasado en Chile que se transforman cosas normales en delito…aquí no hay nada raro, es un lugar tranquilo que me encanta, no hay cosa extra”.

Junto con aclarar que ella no conocía del proyecto, Bachelet admitió que “me sorprende, mi hija está súper afectada”.

A renglón seguido, la Presidenta fue enfática en pedir que “dejen a mi hija tranquila, fue una decisión mía, no hay nada de negocio. Hay personas que han intentando empatar situaciones y ha habido mala intención”.

Al respecto precisó que ella fue la que compró el terreno para su hija.