Las trágicas muertes de dos jóvenes rusas, Yulia Konstantinova (15) y Veronika Volkova (16), encendieron las alarmas entre las autoridades del país europeo. Luego de que ambas adolescentes se lanzaran desde el piso 14 de un edificio, la policía local logró identificar a un siniestro juego como posible gatillante de los decesos: “La Ballena Azul”.

El desafío, alentado por el “Facebook Ruso” Vkontakte , se basa en una serie de pruebas que los participantes deben sortear antes de llegar al final del reto: el suicidio.

Según The Siberian Times, un grupo bautizado con el nombre del cetáceo, con cuenta en la red social mencionada, le entrega distintas “tareas” a sus integrantes a través de un administrador.

De esta forma, los jugadores pasan por pruebas como permanecer varios días despierto, autolesionarse y lanzarse desde grandes alturas.

Uno de las etapas más macabras, sin embargo, consiste en tatuarse con un cuchillo la forma del animal que le da vida al juego.

Las sospechas de que este juego esté detrás del suicidio de ambas adolescentes, aparte de la similitud entre ambos casos, se dispararon luego de descubrir que Konstantinova publicó en Instagram una foto de una ballena azul con la palabra “Fin”, en una clara alusión al reto virtual.

Lo que aún no logran esclarecer es la cantidad de muertes que habría inducido el desafío. Hasta el momento, se maneja la cifra de 130 suicidios de adolescentes que se habrían visto alentados por el desafío.