El Juzgado de Garantía de la localidad de Pozo Almonte, en el norte de Chile, declaró hoy legal y amplió hasta el próximo miércoles la detención de dos militares y siete empleados de la aduana de Bolivia arrestados este domingo en territorio chileno, informaron fuentes judiciales.

La decisión fue adoptada a petición de la Fiscalía, que indicó que aún quedan algunas diligencias pendientes antes de proceder a la imputación formal de cargos contra los funcionarios bolivianos, que según la policía fueron detenidos en territorio chileno, a 400 metros de la frontera.

Entre las diligencias pendientes se mencionó la confección de un levantamiento planimétrico del sector para determinar el punto exacto en que se produjo la detención, ocurrida cuando según la policía, los bolivianos pretendían llevar un camión de matrícula chilena hacia su país.

Según las autoridades de La Paz, el camión transportaba contrabando. La defensa de los detenidos, en tanto, solicitó la anulación del cargo de robo con intimidación contra los detenidos.

La nueva audiencia, según la Fiscalía, tendrá lugar a las 13.00 horas locales (16.00 GMT) del miércoles.

La presidenta Bachelet, afirmó hoy que los bolivianos detenidos “estaban en territorio chileno cometiendo delitos”, precisando en una rueda de prensa que “querían robarse nueve camiones con productos y se robaron uno”.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, aseguró en tanto que el incidente ocurrió en territorio de su país, calificó de “secuestrados” a los detenidos y acusó a Chile de “agresión”.

Los detenidos son “rehenes de una injusticia”, afirmó el mandatario boliviano a través de twitter, señalando además que “Chile, con su vocación de agresión contra Bolivia, demuestra nerviosismo ante la contundencia de nuestra réplica en La Haya”.

El gobierno de La Paz presentará este martes ante La Corte de La Haya la réplica de su país a la contramemoria de Chile, en el marco de la demanda marítima entablada por La Paz contra Chile.

Michelle Bachelet dijo que no ha mantenido ningún contacto con Morales en relación con el incidente e insistió en que ocurrió “en territorio chileno, el robo de un camión con productos” y en que la presunta intención de los detenidos era “robarse varios camiones más”.

Matizó, en todo caso, que la comisión de delitos “lo determinará la justicia”.

En otra señal de malestar, el gobierno de Bolivia convocó hoy al cónsul chileno en ese país, Manuel Hinojosa, para entregarle una carta con “su más enérgico reclamo” por el incidente, que calificó de una “detención arbitraria con agravios físicos” ocurrida en territorio boliviano.

Exigió además en la misiva, “la inmediata liberación de los nueve ciudadanos bolivianos que han sido secuestrados y se encuentran en territorio chileno”.