-¿Puedo empezar yo? Para que de algo me sirva esta entrevista a mí. Hay un compadre, Álvaro Plaza que vive en Tierra Amarilla, en el norte. En 2015 perdió a su hijo, bombero, en el aluvión y necesita alguien que pueda contribuir con las máquinas que detectan osamenta humana. Nadie ha tenido mucho interés en ayudarlo: le pidió a Luksic, al Farkas, a la pelotuda de la Lucy Áviles y al Gobierno, que ya no hace nada, no sé por qué. Seguramente pasó el periodo legal de búsqueda y no sé qué mierda pasó con eso, pero hay cuánto desaparecido en Chile, al menos que uno aparezca rapidito.

Ok, vamos a volver a publicar el video en que pides ayuda para Álvaro, pero nos costó que accedieras a la entrevista, ¿te damos lata los periodistas?
-Los periodistas es mucha gente. No, los periodistas, no. Me da lata la concentración de los medios y ciertos periodistas que pueden sentirse a gusto con eso.

¿Todo muy manipulado? ¿No confías en la información?
-Uno no puede tener confianza en los conglomerados periodísticos chilenos. No puedes confiar en Copesa, por mucho que tengan Ciper, y no puedo confiar en The Clinic tampoco. Los medios son nefastos porque llevan la pauta de lo que quieren que el hueonaje piense y les resulta, siempre les ha resultado. Desde la Aurora de Chile hasta hoy y es un arma de doble filo porque es poder. Detesto el poder, pero creo que en lo que dijo Juan Radrigán: un artista nunca tiene que estar alejado del poder, tiene que estar en contra.

Haces mucha política en Twitter desde la crítica al modelo, ¿no te cierra puertas esa frontalidad?
-Me imagino que sí. Ahora, cualquier puerta que te cierren por tu forma de pensar y expresar lo que piensas, sobre todo si eres un actor o persona pública, es una puerta que no quisiera atravesar. La gente que me llama para trabajar en televisión o en cine sabe quién soy y me llaman por mis aptitudes actorales. Yo puedo trabajar con un pinochetista si hace bien su pega, ese no es el punto.

Dijiste que los medios hacen personas no pensantes.
-Obvio, está todo diseñado para que nadie piense. Desde la televisión hasta los colegios.

¿Con el teatro tratas, de alguna forma, de cambiar eso?
-Trato, pero es teatro. No soy Andrónico Luksic y tampoco me interesa serlo. Cuando hay hueás interesantes en Centro Cultural de La Moneda o en el Museo Histórico Natural, la gente va. Es mentira que están vacíos. Santiago a Mil, más allá de los reparos que pueda tener con BHP Billiton y otros auspiciadores, es teatro y llena las salas con entradas que no son baratas. Lo malo es la escasez de presupuesto y cómo los grandes edificios como el GAM se comen un porcentaje importante del presupuesto que hay en cultura. Muchos proyectos independientes han tenido que cerrar porque no dependen de sponsors grandes que meten lucas: es muy difícil competir contra entradas subvencionadas, salas más cómodas, con aire acondicionado, con butacas ricas, en el hoyo del metro y, si se te canta la raja de ir en auto, con estacionamientos también.

Pero tú igual trabajas en el GAM…
-Sí, por supuesto porque sino no tendría dónde trabajar. Por lo mismo he trabajado en Canal 13, pero soy actor, nunca he estado con un contrato legal en televisión. He tenido que boletear toda mi vida, jamás he tenido una dependencia laboral con ningún canal.

¿Porque no te gusta ligarte o que te exijan exclusividad?
-Siempre quieren tu exclusividad. Lo que hacen otros colegas es formar empresas, sociedades anónimas y responsabilidad limitada porque los canales no les dejan otra opción. Se inventan una empresa, que no siempre es de papel, por suerte, pero a veces sí, para contratarse a ellos mismos y así el canal factura y paga muchísimo menos de impuesto. TVN, Megavisión, todos hacen lo mismo.

¿Los actores que hacen esas empresas tienen más pega?
-No sé si más pega, pero sí menos problemas a la hora de negociar, por supuesto.

EL FACHO POBRE

En tus videos uno nota que te revientan varias cosas de los chilenos.
-El fachismo apático, dejarse estar.

¿El facho pobre?
-Me revienta el facho pobre, harto. Pero lo encuentro como un producto, es como un monstruo que hemos creado, no es culpa de él. En la vida real no podría tener una discusión como algunas que tengo por Twitter porque no tienen material. Es fome pelear con gente tonta, me aburre.

Hace un tiempo tuiteaste: “Oye, Senda, entiende que esta hueá de país no se soporta sobrio” por una medida que buscaba restringir el consumo de alcohol. ¿Qué tiene a este país tan “cagao”?
-El individualismo, las apariencias, pensar en el consumismo. A lo mejor sea muy hippie lo que estoy diciendo, pero creo que la gente vive ahogada en deudas porque quiere que sus hijos estén en buenos colegios y por muchas otras hueás que no queda otra. En Chile hay que pagar sí o sí la educación y la salud, aparte de los impuestos, porque nosotros no somos Piñera, somos hueones que, además pagamos impuestos, entonces deberíamos poder acceder a muchas cosas “gratuitas”. Y el avance en educación, les guste o no, lo hizo Michelle Bachelet, no otra persona, a pesar del bloqueo a esa reforma. Nadie había tratado de volver al sistema que tuvimos antes del ’81 y Bachelet al menos trató, eso es un poroto para ella. Y volvemos a los medios con la educación de tontos: los titulares de LUN, La Tercera, de El Mercurio, es información de pelotudo. Las propagandas le hablan a la gente a los gritos, como si fueran sordos y estúpidos.

Pero en algo han ayudado a cambiar eso el movimiento estudiantil, no +AFP, el feminismo.
-Es lo mismo, luchar contra este sistema capitalista, patriarcal que nos tiene de los cocos o de los ovarios, para no ofender a nadie. Este es un sistema opresor, no una democracia. Cuando te dicen que te puedes cambiar de trabajo, es mentira, todo trabajador sabe que no se puede cambiar de trabajo. Ni aunque te traten mal, no, no podí hacer esa hueá. O al menos, el 99,9% de los chilenos no puede. Yo lo hago porque soy hocicón, me importa un pico y es lo que hay.

¿Somos infelices?
-No sé, mis amigos son felices, de verdad. La gente no es infeliz, está agobiada, choreá. El rumbo está equivocado, sobretodo en los cabros chicos, en la cosificación de todo, en querer comprar huevás. Está bien, todos queremos huevás, es propio del ser humano pero que no se transforme en lo primordial. Es como ir de tanto en tanto a un restaurant, está bien, es un regaloneo, pero no, hay que tener la fucking tele, ostentar.

¿El chileno es muy de ostentar?
-Hay una película de Ricardo Carrasco, “Vacaciones en Familia” de unos tipos que siempre salían de vacaciones fuera del país, se quedan sin lucas y le quieren hacer creer a todo el mundo que igual fueron a no sé dónde chucha, al trópico. Pero están encerrados en su casa y no salen pa’ que los vecinos juren que están en Varadero. Es súper chilena esa hueá y uno se ríe porque entiende. Por ejemplo, esa gente que se pasea por el supermercado y llena el carrito pero en realidad no compra nada. Solo se pasea con él para ostentar y después lo deja y se va. Eso debe ser mentira, no creo que nadie sea tan psicópata para hacer algo así. O la gente que no tiene aire acondicionado y va con los vidrios arriba jajaja. Estos mitos urbanos develan una realidad chilena del querer cosas y la platita y la hueá. Es enfermante que la superación sea siempre en cuanto a las cosas y el dinero, es raro.

Muchos de tus colegas participan en comerciales del retail o representando grandes marcas. Tú los criticaste por eso.
-La gente los encuentra simpáticos y eso es lo grave. Volvemos a la manipulación de la gente y la tontera. El exceso de cosificación de todo, de idealizar cosas. No tengo nada en contra de publicitar algo que venga de la mano de un fabricante justo, de un empresario justo, que no tenga conflictos con la ley o que le haya robado a todos los chilenos como sí lo ha hecho Cencosud, el grupo Bethia, evaden, eluden. No considero normal ser rostro de criminales.

¿Son vendidos?
-Ése es un término muy fuerte pero que les gusta la plata, sí, sin lugar a dudas. Son capaces de hacer cosas que, para mí, son bastante violentas por dinero. Lo que me llama la atención de parte de una actriz o actor, es la contradicción de coquetear tanto con el empresariado y poder chileno y a la vez tener la cercanía que da la televisión a la gente, al pueblo. Sobretodo a la gente de menos lucas, que son los que consumen más teleseries. Zabaleta, la María Elena Sweet, la Ingrid Cruz son gente muy querida por el pueblo chileno y encuentro una irresponsabilidad, si eres querido, decirles que se endeuden. No podí’ hacer esa huevada. Prefiero putear y tirarme a la mitad de los culiaos encima pero no cagarte así a la gente. Yo sé que al hueonaje le gusta Juan del Burro, entiendo eso, es lógico porque uno está dentro de la casa de esa gente todos los días y por lo mismo hay cosas que no se pueden hacer sin que se te caiga un poquito la cara.

La gente quiere a Juan del Burro…
-Es divertido que me Juan Burreen en la calle. Es atractivo que se acuerden y que lo reconozcan como algo divertido. También se ríen mucho de los videos que hago, como el del jale. Son hueás que me celebran y la gente agradece, algunos, que haya alguien conocido que diga cosas públicamente. Se sienten representados y saben que, por lo pronto, nadie más se atreve a decirlo porque efectivamente puedes quedarte sin pega porque Chile está manejado por lo mismos hueones contra los que me estoy tirando, no es novedad.

LA DERECHA GORILA

¿Se pueden generar cambios sin estar dentro del poder? Camila Vallejo ha sido criticada por haber encabezado el movimiento estudiantil y ahora formar parte de la Nueva Mayoría de la que tanto renegó alguna vez…
-Camila Vallejo tiene que seguir órdenes de un partido. No sé hasta qué punto sea obediente, pero espero que sea obediente en lo que ella considere que tiene que serlo y también sea desobediente en lo que crea que tiene que desobedecer: desobedecer de tanto en tanto le haría muy bien. El PC es uno de los pocos movimientos sociales, más que partido diría yo, que a punta de muertos ha conseguido los derechos más básicos que conocemos en Chile, como esos de mierda que aún hay, los laborales.

¿Tú militas o militaste en algún partido?
-En el PPD, en el 91. No duré nada, nunca fui a ninguna reunión. Eran los albores de la transición y, en mi defensa, puedo decir que tenía 20 años y el PPD se había formado para unificar distintos conglomerados políticos para botar a Pinocho. La idea era llevar al país hacia una democracia representativa, la que nunca fue.

¿Haz pensado meterte en política hoy?
-Soy actor y todo actor es un ente político. Los actores que no son entes políticos, cumplen otra labor, no la que yo considero el ser actor. No puedes ser apolítico y actor a la vez, es una contradicción artística, en cualquier ámbito de las artes y sea cual sea tu postura política. Dicen que no hay facho bueno en las artes, les recomiendo leer a T.S Eliot, gran poeta. Ahí tienen un facho.

¿Te consideras un hijo de la dictadura?
-Soy hijo de mi madre y de mi padre. ¡Qué voy a ser hijo de esos conchasdesumadre!

Pero de alguna forma tu carácter se forjó por haber vivido tu juventud en esos años.
-Todo el horror de los milicos se ha transformado en algo muy etéreo, como un cuento. La gente dice: Oye, ¿por qué hablai de algo del pasado?. Es muy raro cuando la gente dice eso, lo encuentro enfermo de la cabeza, así de verdad. No entiendo por qué un país tiene que olvidarse de su pasado y ocultar sus horrores. El horror de los golpes al propio pueblo de Chile ocurren década por medio entonces mejor voy a averiguar cuál es la embajada más cercana a mi casa jajajajaja. Ah no, tengo el Estadio Nacional al lado, qué suerte.

Ya que eras del PPD, ¿Lagos debería jubilar?
-¿No jubiló ya?

No poh… está dando la pelea
-Lagos debiera entregarse, sí.

Tu antiguo candidato…
-Mi antiguo candidato… Viaje con él hasta Punta Arenas, viejo culiao me hizo hueón. Viste, dos veces he caído con los mismos viejos. Soy terrible de hueón.

¿Lo acompañaste en la campaña?
-Te lo juro por Dios santo.

¿Cómo fue?
-Le puedo echar la culpa al alcohol, pero eso es de cobarde, a pesar de haber estado borracho. Creí en estos hueones porque después de haber tenido gobiernos DC, íbamos a tener un gobierno socialista. Como antes que fue Frei y después Allende. No ya, si la cagué, qué queri que te diga, jajajajaja. Pensé que estaba votando por un socialista, eso me pasó. La cagué y pido disculpas a todo Chile.

¿Te atrae alguno de los nombres que han surgido como presidenciables?
-Me atrae la Beatriz Sánchez, le creo. También creo que el día de la callampa va a poder tener la plataforma necesaria para llegar a ser candidata real a la Presidencia de la República.

¿Por qué?
-Por cómo están estructurados los conductos en Chile para ser candidato a algo, por tener el apoyo de un partido. Igual, pienso que lo más bonito sería que el Estado se fuese a la mierda y no existiese. Pero Sánchez es lo más alejado en este momento, me puedo equivocar, a esta derecha gorila que gobierna Chile.

¿Incluida la Nueva Mayoría?
-Por supuesto, ellos son parte importante de la derecha gorila. Y también tengo mis reparos con Boric y Jackson. Todos tenemos reparos con todos. Por lo pronto, el voto es la única arma para no generar un caos y que la derecha salga por apatía.

¿Ves a Frente Amplio como una alternativa a las coaliciones de izquierda existentes?
-De aquí a un ratito el Frente Amplio va a ser una coalición más fuerte que la Nueva Mayoría, sin lugar a dudas. Le guste o no les guste a la Nueva Mayoría o a la derecha que, repito, son lo mismo. Incluyendo, por mucho que me pese, al Partido Comunista y tantos otros por nombrar. No entiendo comunismo a favor de un modelo neoliberal, es una contradicción y no entiendo cuál es su pará ahí.

¿Se deberían separar de la Nueva Mayoría?
-Sería bueno, pero no creo que lo hagan por el miedo a nuestro sistema electoral y a quedarse sin votantes, no obtener las firmas, el refichaje y suma y sigue.

¿Y Piñera?
-La gente lo apoya por ignorancia, por darle más importancia al plasma de 60 pulgadas que a la calle. Ni siquiera voy a decir que agarren un libro. Den una vuelta por la ciudad.

Lanzó su candidatura.
-Sí y en Twitter puse: ‘En China, lo fusilan’ y todos entendieron a quién me estaba refiriendo, jajaja. Y no es chiste, esos tribunales populares fusilan a gerentes como si nada. El fraude al fisco en China es de lo peor. Y tanto que les gusta alegar contra Venezuela y Cuba. A mí siempre me mandan a esos países: “Ándate a Venezuela, comunista culiao”. ¿Qué chucha voy a hacer en Venezuela? y ¿comunista? ¿yo? ¿Cómo voy a serlo si no me gusta recibir órdenes de nadie? El día del pico soy comunista. Me gusta mucho fumar marihuana.

En una segunda vuelta entre Guillier y Piñera, ¿quién?
-Guillier, con el dolor de mi alma.

¿No te gusta?
-Entre Guillier y Piñera, dejando en claro que prefiero que el Estado no exista, hay que votar cualquier cosa para que no salga Piñera, lo que sea, un mojón. Cualquier cosa le va a hacer menos daño a Chile que Piñera. Hasta Kast le hace menos daño a Chile que Piñera y no es hueveo. Es terrible decirlo pero hasta Felipe Kast es menos dañino.

¿Te consideras un líder de opinión?
-No, ¡cómo se te ocurre! Soy un actor flaco, hueón y bueno para fumar pito, qué voy a ser líder de opinión. Un líder de opinión, me guste o no, debiese ser Ricardo Lagos, Andrónico Luksic, Michelle Bachelet. Esos son líderes de opinión en Chile.

Igual tienes tus seguidores…
-Jorge González es un líder de opinión. Yo soy un hueón que despotrica en Twitter y que puede causar cierta gracia y no pretendo más tampoco porque considero que si no causa gracia, no hay que publicarlo. Hay que ser pichulero con esta gente porque eso no lo pueden tolerar.

¿El ataque desde el humor?
-Sí, es como la dictadura. Si algo no toleran, es el sentido de humor. Lo prohíben inmediatamente. Durante Pinocho se les ocurrían unas ideas muy raras: ninguna publicación podía tener fotos ni viñetas, tenían que quedar en blanco. Y en la Apsi o la Cauce había un cuadro pelado y abajo salía: “Su excelencia presidente de la República don Augusto Pinochet”. Así se lo cagaron jajaja. Esa huéa no la pueden tolerar. No toleran el sentido del humor porque no saben cómo atacarlo.

O sea, el The Clinic estaría entero blanco.
-No sé, ojalá. Perdón por ese ojalá, se me salió, jajaja. Perdón Patricio, perdón Patricio.

He visto que le hablas harto a Luksic. ¿Te ha respondido?
-No, porque yo fui empleado. Ah no, nunca tuve ninguna relación laboral con su canal, ningún actor ya te expliqué por qué jajaja. Me debe cotizaciones ese caballero, así que yo creo que no me quiere hablar. Y me debe vacaciones. También me debe cesantía; todas esas cosas.

¿Indemnización?
-¡Nada! Si te he visto no me acuerdo. Ninguna carta o postal.

LA BALA LOCA

Pablo Larraín ahora es el director de moda. ¿Te gusta su trabajo?
-Me gusta mucho. Jackie la vi hace poco y me encantó, creo que es una de las grandes películas que ha hecho él. Es como una de su joyita.

¿Su “auge” impulsará una inversión mayor en producciones nacionales?
-Ya lo ha hecho. Él y muchos otros cineastas han logrado meter a Chile en un contexto internacional que antes no tenía en materia audiovisual. También lo hizo Sebastián Lelio, la Paulina García se ganó un Oso de Plata en Berlín, ahora la Dani Vega también ganó en Berlín. Chile ya no es como antes, una huevá desconocida. Es importante el trabajo que ya han hecho los exponentes que, de hecho, son más vistos fuera de Chile que acá. Eso es lamentable y ocurre por lo mismo, el monopolio de salas que existe: Cine Hoyts y Cinemark, que ocupan el 95% yo creo de las salas de Chile, y copan con cartelera hollywoodense. Si uno quiere dar Spiderman, también tiene que dar Spiderman 3 y IronMan, sino no te la venden. Entonces no les sirve tener una película chilena que llene las salas a la primera semana.

Bala Loca va por Netflix, pero cuando la estrenaron tuvieron problemas con el PPD, ¿otro cachito más con tu ex partido?
-Sí, por haber usado su logo y otras hueás pero eso no atrasó la emisión de la serie. Son viejas locas que no tienen nada que hacer y mandaron una carta de reclamo al Consejo Nacional de Televisión. Hay gente que habla de Neruda de Larraín y dicen que se aleja mucho de Neftalí Reyes y la hueá… ¡Pero si es una película hueón, qué chucha estai hablando!. No es un documental po hueón. En todo caso, lo que pudo haber sido más serio, no ocurrió.

¿Qué cosa?
-Todo el tema con los milicos y los ratis. La serie trataba el tráfico de drogas por parte del Ejército, jajajaja.

¿Y no pasó nada?
-Parece que no la entendieron,jajajaj. Yo les recomendaría que la vieran por internet.

Igual se arriesgaron…
-Todo el crédito es, y los digo con nombre y apellido, de Marcos Aguirre y David Miranda. Ellos son los ideólogos de Bala Loca y saben muy bien de ese mundo. Hacer una producción así en Chile requiere tener pelotas porque te puede dejar sin clientes.

Ya que hablas de nombre y apellido, tus apellidos son judíos.
-Schwarz quiere decir ‘negro’ en alemán. Creo que el primer jefe de la Gestapo era de este apellido, así que puede ser judío como claramente no. El segundo sí: Rabinovich, hijo de Rabino, lorea.

Pero, ¿no has seguido con la religión?
-Nooo, pero en Twitter siempre me recuerdan que soy un judío conchesumadre y todo eso, hasta sionista me dijeron jajaja. ¿Sionista? ¿yo? ¿De a dónde?

¿Cómo que no les dieran ganas de pensar, de ver más allá?
-Puede ser miedo, porque da susto la huéa. Prefieren refugiarse en la inmediatez, en el consumismo. Y volvemos a lo mismo: la satisfacción inmediata es propia de estos sistemas que agobian. Y eso no es una huéa que se me ocurrió a mí y que yo diga: ‘mira cómo nos tienen’. No. Ese es un manual de Milton Friedman, de la CIA y de la KGB también.

¿Está todo maquinado?
-Sí. Por eso la única manera de salir de esto es de manera violenta, pero no tan violenta como agarrarse a tiros, es la desobediencia. Entiéndase: no pago más. Pero falta también el poder político detrás del poder social. Los estudiantes del 2006 volvieron a despertar ese poder social en Chile. El movimiento pingüino, los otrora Boric, Jackson, Vallejo, Cariola.

¿Por eso confías en Frente Amplio?
-Por eso le juego los puntos a ellos. Ahora, no voy a prestarme para ningún tipo de campaña política más mediática que decir esto en un diario. Y hueviar en Twitter. No podría ni militar ni salir en ningún afiche porque ya lo hice y la cagué. Dos veces.

Revisa el video de Álvaro Plaza Santander