La Cámara de Diputados tendría razones de peso para rechazar la iniciativa de la diputada comunista, Camila Vallejo, sobre reducir la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales, sin reducción de sueldo.

Según un reportaje de Radio ADN, la sala declararía como inadmisible este proyecto, sustentando su determinación en que la Constitución no deja que parlamentarios hagan proyectos que cambien las remuneraciones de la gente.

En ese sentido, la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, es la única que tiene la facultad para llevar adelante tal idea.

Consultada por el medio antes citado, Vallejo afirmó que de recibir un portazo en su iniciativa, apelará en la primera sesión de abril.

Lo difícil de concretar la propuesta es que la propia ministra del Trabajo, Alejandra Krauss, adelantó esta semana que no estaba muy convencida de tramitar la iniciativa.

Ante esto, la ex dirigenta estudiantil ya comenzó una campaña ciudadana para recolectar firmas que apoyen este proyecto y así tome fuerza.