A principios de marzo, un turista chileno fue encontrado en las profundidades de la selva boliviana luego de estar extraviado por nueve días.

Mayckool Jhovan Coroseo de 25 años, fue ubicado en el Parque Nacional Madidi, en un operativo que fue documentado audiovisualmente por National Geographic.

El compatriota declaró que los monos de la selva lo ayudaron a sobrevivir luego que tras una visita guiada al parque organizada por una agencia local, desapareció del campamento.

Según el joven, los primates lo ayudaron a sobrevivir ya que le tiraban frutas y lo guiaban hacia sectores con refugio seguro y agua para beber.

De acuerdo a RT, Mayckool fue encontrado el 27 de febrero pasado tras desaparecer de una cabaña “en circunstancias misteriosas”, tras haber ido a buscar un baño en la selva.

El reportaje de National Geographic escrito por una periodista que era parte del equipo de búsqueda, señala que el turista se habría extraviado tras rechazar su participación en una ceremonia de veneración a la pachamama, para que le “permitiera entrar en el bosque”.

Por esta razón, consigna RT, “el dueño de la agencia que organizó la visita guiada cree que el turista pudo resultar confundido por un duende, recoge la revista”.

En el equipo de búsqueda estaban dos chamanes, que sumados a guardaparques y guías estaban en terreno entre 8 a 10 horas diarias.

Posteriormente el chileno fue encontrado a un kilómetro de la cabaña donde se hospedaba, deshidratado y ” presentaba rasguños y picaduras de mosquito, pero, en general, se encontraba bien”.

Según el relato del joven, el día que se extravío, en su cabeza surgieron ‘pensamientos raros y terribles’ por lo que sintió ‘la necesidad irresistible’ de escapar del bosque, y empezó a correr, deshaciéndose de su celular, linterna y sandalias para que no lo frenaran. Finalmente, gracias a la inestimable colaboración de los monos, que —según él— lo guiaron y alimentaron, logró sobrevivir.