El ministro de Justicia, Jaime Campos, aseguró que todos los condenados tienen derecho a morir con dignidad por ley y no por medio de un indulto.

En conversación con radio Cooperativa, el secretario de Estado afirmó que “mi opinión personal es que ningún condenado -y no estoy hablando de los de Punta Peuco, estoy hablando en general-, yo creo que todos los condenados tienen derecho a morir con dignidad, todo el mundo, porque el derecho a morir con dignidad es un derecho humano”.

Añadió que “entiendo que hay opiniones diferentes y que hay gente que me dice que sí y que algunos pueden decir ‘pero esto no es aplicable a los delincuentes de lesa humanidad’ y es legítimo o como posiblemente va a aparecer la víctima de un delito de violación y me va a decir ‘pero los violadores…’ y lo tendrá que resolver el Congreso en su minuto”.

A renglón seguido, Campos afirmó que “como no existe norma, los abogados cuando se enfrentan a esta situación recurren al procedimiento del indulto particular, que es otra cosa y está concebido para otras hipótesis y por eso que se confunden”.

En otros pasajes, el ministro encargado de la cartera de Justicia recalcó que “creo que esta materia debería estar regulada en la ley, porque no me gusta el proceso del indulto, porque es un procedimiento torcido, a la chilena, es como un arreglín para llegar a lo otro”.

“El indulto es un acto personalísimo, solo lo puede presentar el interesado. Si ustedes investigan se van a encontrar que en la mayoría de estas solicitudes de indulto, que son hechos mediáticos más que hechos jurídicos, las presentan abogados sin que conste la representación o el mandato que les ha dado el que debió haber presentado el indulto”, cerró.