Mientras se debate si Chile ha dejado de crecer producto de la baja en el precio del cobre, las reformas, o problemas de índole estructurales, las isapres acaban de reportar multimillonarias ganancias en 2016, según informa la Superintendencia del ramo. El documento que da a conocer el superintendente Sebastián Pavlovic se basa en los datos entregados por seis de las siete aseguradoras privadas que operan en el sistema, esto a raíz de que Masvida se encuentra “bajo un régimen especial de supervigilancia y control”.

Durante 2016 las isapres ganaron unos $51.062 millones, lo que en los hechos quiere decir un incremento de 62,2% si se compara con los $32.000 millones del periodo anterior.

El órgano fiscalizador además indicó que la rentabilidad se elevó un 18,4% sobre capital y reservas. Además, informó que la ganancia bruta aumentó un 11,3% a $270.176 millones, cifra récord en el último lustro. En ese escenario, la Superintendencia precisó que ninguna isapre obtuvo pérdidas.

La isapre que más plata ganó fue Cruz Blanca con $11.952 millones, un 251,9% más que el año anterior. Luego viene Banmédica con $11.183 millones (10,2%), Colmena con $9.668 millones (33,1%) y Vida Tres con 9.564 millones (26,3%). Para cerrar, Consalud y Óptima generaron utilidades por $5.568 millones (190,2% más) y $2.267 millones (151,2%), respectivamente.

“A pesar de los problemas que ha experimentado la isapre Masvida y en general las diferentes empresas que pertenecen al mismo holding, esta situación no es característica de la industria de las isapres ni marca necesariamente una tendencia a largo plazo”, dijo Pavlovic.