En entrevista con La Segunda, el superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, adelantó que el congelamiento de la cartera de la isapre Masvida se extenderá hasta el 30 de abril y que los usuarios serán traspasados a Óptima. “La propuesta consiste en que Óptima tome el control total de la isapre a través de la transferencia de la cartera de afiliados”, explica.

Según dice, “el fondo (Nexus, dueña de Óptima) estadounidense va a generar un crédito a la aseguradora que le permita pagar todas sus deudas”.

Agrega que la oferta considera que Optima se hará cargo de todas las operaciones, no sólo de las deudas.

Respecto del efecto hacia los cotizantes, responde que “ninguno, porque todos los afiliados van a mantener sus actuales contratos de salud tal cual como hasta ahora. El compromiso es que a los cotizantes se les garanticen los mismos derechos, obligaciones, precios, beneficios y convenios con sus prestadores de salud”.

Sobre las alzas a los planes que debían informar las aseguradoras, indicó que dado el escenario esto no se hará efectivo en el caso de Masvida.