Un chino de 60 años pasó el susto brígido de su vida tras no encontrar nada mejor que masturbarse con una tuerca.

Según consigna La Cuarta, el hombre lo estaba pasando la raja hasta que en un segundo, repentinamente su miembro comenzó a hincharse heavy. Dejando toda la vergüenza de lado, decidió acudir a su familia para que le ayudaran a quitarse esta especie de anillo metálico.

Tras notar que el problema era complejo, el hombre decidió acudir al Hospital Popular de Hanzhong. En el recinto los doctores no pudieron desinflamar su pene, por lo que llamaron a Bomberos para que con un esmeril pudieran cortar el elemento.

Pese a la angustia, finalmente el anillo cedió y pudo ser retirado de su miembro.

Los médicos señalaron que “si hubiéramos esperado más habríamos tenido que cortar el pene completamente”.

Para ver el video de la intervención de los médicos, pincha acá (La Cuarta).