Con preocupación hemos visto una nota de prensa que señala que el Gobierno estaría evaluando un proyecto de ley para subir la edad de jubilación en las mujeres, de los 60 a 65 años de edad, lo que se implementaría de manera escalonada a partir de las nacidas desde el año 1970 hacia adelante. Si bien aún no se nos ha informado que el Gobierno esté trabajando una iniciativa de este tipo más que por lo que anuncia la prensa, como diputada de la República creo que si se convierte en una iniciativa concreta, sería un hecho sumamente grave que no puede concitar más que nuestro rechazo.

Las mujeres en Chile vivimos bajo un contexto cultural y de poder que es machista y patriarcal. Esto se ve reflejado no solo en los salarios de las mujeres trabajadoras -quienes por realizar la misma labor que un hombre reciben salarios en un 30% más bajos-, sino que también tenemos menores oportunidades laborales producto de este contexto cultural patriarcal en que aún se cree que las mujeres no somos aptas para ejercer determinados cargos y profesiones, por tanto se nos excluye y desplaza a labores de asistencia en determinados cargos ejercidos por hombres.

En una situación como ésta, una propuesta de aumento de edad de jubilación para las mujeres sin resolver la inequidad salarial y de oportunidades en que nos encontramos, solo viene a aumentar la condición de discriminación y explotación laboral que históricamente hemos vivido cuando nos disponemos a ingresar al régimen laboral, aumentando nuestros años de trabajo sin resolver las desigualdades laborales que vivimos diariamente.

El Gobierno no puede hacerse eco de los intereses de poderes económicos que frente a un modelo fracasado de pensiones, como son las AFPs, pretenden resolver su crisis aumentándonos en cinco años el tiempo obligatorio del trabajo de las mujeres. Basta ya de que las crisis se resuelvan por la vía de cargar aún más a los trabajadores y, en este caso específico, con más años de trabajo obligatorio para las mujeres.

Como diputada lo digo clara y enfáticamente, no estoy de acuerdo con un proyecto de estas características y no contarán con mi apoyo para una medida como esta.

*Karol Cariola Oliva es diputada de la República, representante de las comunas de Independencia y Recoleta