La Fiscalía reconoció el extravío de una prueba clave para el juicio oral por la muerte del matrimonio Luchsinger-Mackay, ocurrido en enero de 2013.

Según informa hoy La Tercera, la situación quedó al descubierto en la audiencia de preparación del procedimiento judicial el viernes pasado en Temuco, lo que produjo la suspensión de la audiencia.

Se trata de la declaración de un funcionario de Carabineros, tomada el día del crimen, en que según las defensas de los 11 imputados, se contrapone con lo señalado por José Peralino Huinca, el testigo clave en la indagatoria que reconoció su participación en los hechos e inculpó al resto de los imputados.

Según el Ministerio Público, el extravío de dicha prueba se debe a que el computador de la comisaría de Padre Las Casas, donde estaba guardada de la declaración, fue formateado.

La abogada de José Tralcal, Karina Riquelme, explicó que en la declaración el funcionario policial “habla del avistamiento de una camioneta blanca, que también coincide con lo que dice la Central de Comunicaciones (Cenco) respecto de esa noche y se contrapone con lo señalado por Peralino, quien aseguró que los imputados se trasladaron en una camioneta oscura y otra roja”.

“Esta declaración es muy importante para la defensa, puesto que contradice la prueba clave del Ministerio Público”, agregó Riquelme.

las defensas están evaluando solicitar el sobreseimiento temporal, porque ya hay casos en que se ha sentado jurisprudencia. “Para nosotros este antecedente es importantísimo, porque podemos refrescar la memoria de ese carabinero en el juicio oral”, sostuvo el defensor penal mapuche Mario Quezada.

En tanto, el abogado de la familia Luchsinger, aseguró que el informe policial que se desarrolla a partir de esa declaración sí está. “Según la parte querellante, es decir, yo, por ningún motivo (esta falta de prueba) podría implicar el sobreseimiento temporal, porque el derecho a defensa de los imputados está absolutamente a resguardo”, afirmó.